Facebook se encarga de ofrecerme contenidos que suelen incluir las publicaciones de los grupos de mexicanos en España a los que estoy suscrito.  En éstos, se repiten una y otra vez las mismas preguntas: “¿Cómo puedo hacer para emigrar a España?”, “Si saben de algún trabajo de lo que sea se los agradeceré” y la respuesta de los que ya están aquí: “No está nada fácil”.

Yo soy un convencido de que sólo las personas con determinación son capaces de conseguir sus sueños y he visto a gente en situaciones realmente complicadas poder quedarse en España o en otros países del mundo donde quieren iniciar una nueva vida.  Algunos incluso están triunfando.

Pero hace falta también suerte y un plan…

Lo que pasa muchas veces con los que vienen es que confunden determinación con temeridad.

Piensan que sus amigos que ya viven aquí, si los tienen, los recibirán con los brazos abiertos en sus casas mientras consiguen trabajo y puedan tener dinero suficiente para tener un espacio propio. Ese es el primer gran error, ya que incluso los cuates que consideran brothers tienen que velar por sus propios intereses y compartir una casa es algo complejo, que requiere de una liquidez real de dinero y no de un Que Dios te lo pague.

Otro craso error es pensar que España es como Estados Unidos y que podrás encontrar un trabajo que te dé para pagar las cuentas mientras estés sin papeles.  Puede que el costo de la vida sea menor en España, pero los salarios son muchísimo más bajos que en el otro lado.  ¿Cuánto? Imagínate que consigues a alguien que te ofrezca un trabajo ilegal, pero no aspires a que llegue a los 700 euros como mucho, como muchísimo.  Yo he conocido gente que trabajaba en un restaurante por 400 euros al mes, y que la única “ventaja” es que podían comer en el establecimiento, pero no llevarse comida, con lo cual seguramente pasarían hambre, sí, hambre de personas que no tienen para hacer 3 comidas al día.

No tengo una bola de cristal pero he vivido más de dos décadas en este país. España no necesita meseros, ni personas con carreras terminadas y aún le quedan varios años de desempleo elevado, por lo que, si piensas que vas a encontrar un trabajo “de lo que sea” o “de lo tuyo”, mejor que lo pienses dos veces.

En cambio, quizás tengas una oportunidad en los próximos años si te decides a construir casas y edificios: convertirte en máistro. En España se comienza a hablar de una recuperación del mercado inmobiliario y que empiezan a hacer falta albañiles. Si te decides, conviene plantear bien tu estrategia y saber a dónde quieres llegar.  Lo primero que recomiendo es que consultes en los medios españoles dónde se están proyectando construcciones. Madrid y Barcelona quizás estén saturadas, pero otras como Valencia y Andalucía pueden ofrecer oportunidades.

Después puedes contactar con empresas locales y organiza una visita con tus posibles empleadores, conviene venir y que te conozcan para que tengas alguna posibilidad.  Paralelamente, estudia para albañil y consigue certificaciones y, si pueden ser homologables, mejor.  Finalmente, plantea un proyecto y evita pedir trabajo de manera individual con un currículum.  Destaca entre los miles que van a ver “qué les dan” y aporta algo de valor desde el principio.  Seguro que es algo que te hará destacar y lo tomarán en cuenta para el futuro.

A partir de aquí interviene la suerte, tu paciencia y tu capacidad de aguante económico.  No puedes tener tu trabajo en México y venirte a España por meses hasta que el proyecto se cristalice.  Vas a tener que decidir y renunciar a cosas. Y aguantar mucho, muchísimo. Iba a escribir otras posibles fuentes futuras de trabajo en España, pero el artículo me ha salido largo, así que aquí lo dejo.  Si genera interés, escribiré más. Así que a darle al like, al share y a todos los botoncitos que hay al pie de estas palabras.


Además de artículos tan valiosos como éste de Octavio Isaac Rojas Orduña, Espacio Méx te ofrece pautas para buscar trabajo en España e información sobre los requisitos.