El presidente del Gobierno español realizará una visita oficial a México el 30 de enero, según Andrés Manuel López Obrador. El jefe del ejecutivo español, que se reunirá con el mandatario mexicano y con empresarios, quiere dar una gran importancia a este viaje para conmemorar el 80º aniversario de la llegada de los primeros exiliados españoles a México.

 

MADRID, España.-  El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, viajará a México a finales de este mes para realizar una visita oficial en la que pretende dar una gran importancia al 80º aniversario de la llegada de los primeros exiliados españoles que fueron acogidos en México por el presidente Lázaro Cárdenas, según informaron a Espacio Méx fuentes del Ejecutivo.

“Les adelanto que nos va a visitar el presidente de España. El día 30 de enero va a estar el presidente de España“, informó este lunes el mandatario de México, Andrés Manuel López Obrador, en su habitual rueda de prensa matutina.

Aunque aún quedan por definir las fechas exactas y la agenda de actividades concretas, fuentes del gobierno español confirmaron a Espacio Méx que Pedro Sánchez quiere dar una gran importancia a este viaje a México por los enormes lazos políticos, económicos e históricos que unen a ambos países.

El jefe del Ejecutivo español no incluyó México en su primera gira iberoamericana a finales de agosto (sí estuvo en Chile, Colombia, Bolivia y Costa Rica), precisamente porque López Obrador no había tomado posesión del cargo aún, según explicaron las mismas fuentes.

Ambos mandatarios se reunirán durante la visita del presidente español, quien además mantendrá encuentros con empresarios españoles con actividad en México y con empresarios mexicanos con intereses en España. Y es que, según recuerdan desde el Ejecutivo español, España es actualmente el segundo máximo inversor en México y su séptimo socio comercial.

Sin embargo, la visita constará de un tercer bloque al que el presidente español quiere dar una gran importancia: el 80 aniversario de la llegada de los casi 20.000 exiliados españoles que fueron acogidos durante el gobierno del expresidente Lázaro Cárdenas en México al término de la Guerra Civil española en 1939.

En este sentido, de acuerdo a las fuentes consultadas, Pedro Sánchez mantendrá un amplio contacto y diversos encuentros con intelectuales y personajes del mundo de la cultura, tanto mexicanos como españoles, así como con descendientes de los exiliados.

Pedro Sánchez no acudió a la toma de posesión de López Obrador el pasado 1 de diciembre, pero aseguró que viajaría posteriormente al país latinoamericano para entrevistarse con el presidente de ese país.  Quien sí asistió a la investidura del mandatario mexicano fue el rey de España, Felipe VI.

En 2015 el monarca eligió México como destino para realizar su primera visita de Estado iberoamericana, en una demostración del buen momento por el que atraviesan las relaciones bilaterales. El último presidente del Gobierno español en realizar un viaje oficial a México fue Mariano Rajoy en el año 2012, cuando acudió a Los Cabos para participar en la reunión del G-20.