La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) se une al llamamiento internacional para que el gobierno mexicano emplee todos los recursos necesarios para encontrar y castigar a los culpables del homicidio del reportero tabasqueño.

 

MADRID.- La Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) condenó este jueves el reciente asesinato del periodista mexicano Juan Carlos Huerta y deploró el marco de impunidad que rige en México en relación a los asesinatos de informadores.

En un comunicado, la FAPE recordó que de acuerdo a la Federación Internacional de Periodistas (FIP) el 99,85% de los crímenes contra periodistas en México continúa impune y alerta al gobierno de que tal ambiente de impunidad está “destruyendo la libertad de prensa en el país” e “imponiendo la censura y la autocensura entre profesionales y medios como única vía de protección” a sus vidas.

“El Gobierno mexicano tiene que saber que la destrucción de las libertades de prensa, de expresión y del derecho de información afecta directamente a la democracia, en una espiral de degradación que abre la puerta a la dictadura del terror”, señala la FAPE.

La Federación española asume y respalda así los comunicados de la FIP y del Sindicato Nacional de Redactores de la Prensa (SNRP), que condenan el asesinato del periodista tabasqueño Juan Carlos Huerta y exigen que se empleen todos los recursos para encontrar y castigar a los culpables.

El SNRP exige justicia al gobierno mexicano para que la muerte de Huerta no forme parte de la estadística “por la indolencia de las autoridades para resolver estos ataques a la libertad de expresión”.

Huerta era un respetado líder de opinión del estado de Tabasco. Fue acribillado a balazos “en un crimen dirigido y premeditado”, señala el SNRP, cuando salía de su casa a las afueras de la ciudad de Villahermosa. Era presentador de un programa de televisión y director de una emisora de radio local.

RSF: “Aún no hay justicia en crimen de Javier Valdez”

Huerta fue asesinado a tiros el pasado día 15, justo un año después del asesinato en Sinaloa del prestigioso periodista Javier Valdez. A doce meses de su asesinato, y a pesar de la reciente detención de uno de los presuntos autores materiales del homicidio, Reporteros Sin Fronteras (RSF) denunció que la investigación para esclarecer lo ocurrido es insuficiente y aún no se ha hecho justicia.

“RSF exhorta a las autoridades mexicanas a redoblar sus esfuerzos para identificar a los responsables de este odioso crimen y que todos rindan cuentas ante la justicia”, señala Emmanuel Colombié, director de la oficina de América Latina, en un comunicado.

“Es alarmante la falta de avances concretos que permitan elucidar quién fue el autor intelectual del crimen. La investigación de la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), en este caso muy simbólica, debe ser ejemplar”.

El 23 de abril de 2018,  FEADLE anunció que había detenido a Heriberto Picos Barraza, alias ‘El Koala’, miembro de un grupo del crimen organizado en la región que supuestamente conducía el vehículo utilizado en el asesinato. Poco después, el Comisionado Nacional de Seguridad de la Secretaría de Gobernación, Renato Sales reconoció que el asesinato de Javier Valdez estaba «relacionado con su trabajo de investigación sobre el narcotráfico y el crimen organizado”.

“Aunque esta detención significa un paso importante, no es suficiente”, indica RSF. En 2017 la FEADLE anunció que ya se había identificado a los otros dos individuos que se encontraban en el vehículo, también miembros de grupos criminales. Uno de ellos, Luis Ildefonso Sánchez Romero, el presunto autor de los disparos, fue asesinado en septiembre de 2017 en el estado de Sonora. Por otra parte, no se ha emitido ninguna orden de aprehensión contra el otro presunto responsable del crimen, Juan Francisco N, alias ‘El Quillo’. Además, las autoridades judiciales aún no han señalado nada sobre los autores intelectuales del crimen, añade RSF.

Javier Valdez Cárdenas, de 50 años de edad, era un aguerrido periodista especializado en el tema del narcotráfico. En 2016 publicó el libro Narco Periodismo. La prensa en medio del crimen y la denuncia. Asimismo, fue fundador del semanario Ríodoce, y colaboraba con el diario nacional La Jornada y con la AFP.

Desde 2004, siete periodistas han sido asesinados en el estado de Sinaloa, donde se ha registrado también la desaparición de un reportero (2014). En 2017 fueron asesinados 11 periodistas en México, lo que hace del país el más mortífero de Occidente para la prensa. México ocupa el puesto 147, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2018 de Reporteros Sin Fronteras. Más sobre el país, en el Informe Anual de la organización.