Turistas o residentes de Madrid tienen a su alcance una alternativa al ‘Turibús’: la línea 27 de los autobuses urbanos del transporte público pasa por lugares turísticos de gran interés cultural de la capital española por un precio económico.

Por Angeles Garrido.

Después de veinte años en Madrid, aún busco la sensación que se experimenta la primera vez que visitas una ciudad. Gente de fuera o residentes tienen a su alcance un recorrido para conocer lo más emblemático de la parte histórica y de la parte moderna de la ciudad.

El eje Prado-Recoletos-Castellana, que cruza Madrid de Sur a Norte, recuerda un poco al Paseo de la Reforma en la Ciudad de México. Este «eje» o avenida recibe tres nombres a lo largo de su recorrido: El Paseo del Prado, El Paseo de Recoletos y El Paseo de la Castellana.

Como en otras ciudades del mundo, en Madrid se ha popularizado el autobús turístico, conocido también como Turibús que cuesta cerca de 20 euros por persona por todo el día, con subidas y bajadas ilimitadas. Existe una alternativa más económica que hace el recorrido del Eje-Prado-Recoletos-Castellana: la línea 27 de los autobuses municipales de Madrid.

Museo del Prado

Museo del Prado. Foto: Rubén Vique (Flickr)

Con la estación de Atocha como punto de partida y la Plaza de Castilla como final de trayecto, el recorrido pasa por emblemáticos museos como el Prado y el Thyssen, por importantes restaurantes, por centros comerciales y otros puntos de interés. El trayecto sencillo cuesta 1,50 Euros, que se multiplica por el número de veces que el viajero decida bajarse. Este itinerario incluye tres bajadas, con un precio total de 1,50 euros frente a los más de 25 euros del Turibús.

Trayecto Paseo del Prado (de Atocha a la Fuente de Cibeles)

Conviene hacer este trayecto a pie, ya que en una reducida área se encuentran los tres grandes museos de arte de Madrid: El Museo de Arte Contemporáneo Reina Sofía, el Museo del Prado y el Museo Thyssen Bornemisza.

También hay dos espacios dedicados a la botánica. Dentro de la Estación de Atocha hay un invernadero y, antes del Prado, se encuentra El Real Jardín Botánico. Además de los museos de arte,  en este recorrido inicial encontramos otros museos menos conocidos y  dedicados a otras especialidades, el Museo Nacional de Antropología y el Museo Naval.

También tenemos opciones al aire libre como son el monumento a los caídos por el dos de mayo y la fuente de la Cibeles.

Por su arquitectura destacan los edificios de El Palacio de Telecomunicaciones (Sede del Ayuntamiento de Madrid), el Banco de España y La Casa de América.

También se puede conseguir una visita gratuita al Palacio de Buenavista, que ofrece la oportunidad de contemplar el Relevo de la Guardia en el Palacio de Buenavista cada último viernes de mes.

Trayecto de Paseo de Recoletos-Paseo de la Castellana (desde Cibeles hasta el Santiago Bernabeu)

Al principio de este segundo trayecto y muy cerca de La Plaza de Cibeles se encuentran el Parque del Buen Retiro y la Puerta de Alcalá, a la que Víctor Manuel y Ana Belén dedicaron una canción en la década de los 80′.

Fuente de la Cibeles

Fuente de la Cibeles. Foto: Omar David Sandoval (Flickr)

Al Parque del Buen Retiro se le considera el pulmón del Centro de Madrid.  Dentro de este recinto podrás disfrutar de espectáculos callejeros, exposiciones temporales o simplemente dar un paseo en medio de la naturaleza en pleno centro de la Ciudad.

Para los iberoamericanos, La Casa de América se ha convertido en lugar de referencia con su objetivo de “estrechar los lazos entre España y el continente americano, especialmente con Iberoamérica.”

Después llega el momento de admirar la Plaza de Colón, donde se encuentra el Centro Cultural Fernando Fernán Gómez. Y aun costado de ésta está la Biblioteca Nacional de España un ejemplo de la arquitectura neoclásica española, su entrada está sobre el Paseo de Recoletos y, en la parte posterior de este edificio con entrada por la calle de Serrano, podemos admirar El Museo Arqueológico Nacional.

Ya en el Paseo de la Castellana, a la altura de Ríos Rosas, encontraremos el Museo de Ciencias Naturales y un poco más adelante a la altura de Nuevos Ministerios disfrutar de las compras en La zona comercial de AZCA.  Aquí ya podemos contemplar la arquitectura del Madrid Moderno. Uno de los ejemplos a esta altura es La Torre Picasso.

Pocos viajeros pueden resistirse a bajar en el Estadio Santiago Bernabéu, donde se han fraguado muchos de los momentos gloriosos del equipo con más copas de Europa: el Real Madrid.

Estadio Santiago Bernabéu

Estadio Santiago Bernabéu. Foto: Ian Dick (Flickr)

Trayecto de Paseo de la Castellana – Plaza de Castilla

Entre el estadio Santiago Bernabéu y Plaza de Castilla se observa arquitectura del siglo XX. Para cerrar con broche de oro encontramos La Plaza de Castilla, donde se puede visitar el Centro de Exposiciones de la Fundación Canal, además de admirar la arquitectura peculiar de Las Torres Kio y del Obelisco de Plaza de Castilla.

Aquí termina el trayecto, pero el viajero tiene la opción de dar un paseo, de los cuatro rascacielos que marcan el final de la ciudad y son un espectacular ejemplo de Arquitectura del S.XXI, mejor conocidos como las Cuatro Torres.

Sea en Turibus o en la línea 27 de la EMT, Madrid ofrece mucho para quien busca disfrutar.