La terapia de oxigenación hiperbárica se emplea para tratar envenenamiento por monóxido de carbono, heridas en de diabetes, daños de radiación en tejidos, gangrena, a pacientes con ICTUS y otras afecciones. Cristiano Ronaldo, Rafa NadalUsain Bolt, Michel Phelps, Kobe Bryant, Manny Pacquiao y otros deportistas de alto rendimiento han recurrido a esta terapia como nos cuenta la mexicana Mariana Telléz, que practica esta técnica en su clínica Innovamed en Córdoba, España.

CÓRDOBA, España.- «Llegué a Córdoba en el 2004 acompañando a mi esposo, quien recibió por una beca de la Unión Europea, para estudiar una maestría en el programa Erasamus Mundus que ese año inició. Para aprovechar el tiempo me puse a estudiar el doctorado en la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales (ETEA) de Córdoba», cuenta Mariana Téllez sobre su llegada a España.

¿De donde nace la idea de una clínica de salud como Innovamed, que se especializa en oxigenoterapia hiperbárica?

Bueno, al término de los estudios de ambos, nos planteamos quedarnos a vivir en Córdoba ya que es una ciudad muy agradable y tranquila para vivir. Pensando en tener una actividad que realizar que fuera una oportunidad de negocio, estudiamos el mercado y nos dimos cuenta de que está saturado de bares, restaurantes y hoteles. Pensamos en alguna actividad que pudiéramos explotar que no existiera en Córdoba y que fuera acorde con nuestras capacidades y potencialidades, decidimos establecer una clínica de medicina integral donde la Oxigenación Hiperbárica fuera el centro de las demás especialidades.

Esta idea ya la veníamos barajando en nuestro país, pues mi esposo trabajo durante varios años en el buceo industrial y ahí aprendió los beneficios de la medicina hiperbárica.

En México, la Medicina Hiperbárica se empezó a extender como tratamiento médico hace 25 años. Desde entonces el número de médicos que recurren a él ha ido creciendo dados los buenos resultados obtenidos. Para nosotros fue una sorpresa que en España estos tratamientos no fueran conocidos por la mayoría de los médicos y que sólo en unas cuantas ciudades existiesen cámaras hiperbáricas. Fue entonces cuando vimos la oportunidad de establecer un negocio que podría aportar un beneficio social a la ciudad que nos acogió.

¿En qué consiste esta técnica de salud?

La terapia de oxigenación hiperbárica, utilizada desde hace más de cincuenta años, consiste en la administración intermitente de oxigeno medicinal al 100% en un ambiente presurizado, con una presión hasta tres veces superior a la de la atmósfera. Para crear este ambiente presurizado se requiere de una cámara hiperbárica.

¿Una cámara hiperbárica?

Es un recipiente hermético construido con planchas de acero soldadas y acrílico de alta resistencia, frecuentemente de forma cilíndrica que se presuriza con aire o con oxígeno y que simula o crea una profundidad determinada. Está provista de sistemas y accesorios que permiten el aumento controlado de la presión. Su diseño debe permitir llegar de manera segura y sin problemas a más de 2 atmosferas absolutas ya que el consejo europeo de medicina hiperbárica señala que para que un tratamiento sea hiperbárico debe alcanzarse una presión igual o mayor a 2 atas.

¿Como funciona la oxigenación hiperbárica?

El oxígeno presurizado se absorbe hacia el torrente sanguíneo por la vía pulmonar y se transporta a través del cuerpo por el aparato circulatorio. El aumento de presión reduce el volumen de gases y aumenta la presión parcial de oxígeno en los tejidos. Este aumento de la cantidad de oxígeno en el plasma sanguíneo promueve la reparación de heridas, la cicatrización, la concentración y hasta la formación de nuevos vasos sanguíneos.

¿Para qué tipo de afecciones es recomendable la cámara hiperbárica?

La oxigenación Hiperbárica es un tratamiento que se emplea en la medicina desde hace más de cincuenta años. Tiene una base científica y el desarrollo de la medicina basado en esta técnica está respaldado por cientos de investigaciones realizadas bajo un estricto rigor científico. En el mundo existen varias organizaciones internacionales conformadas por médicos, científicos e investigadores que revisan los casos y establecen los lineamientos para que su práctica sea seria y segura para los pacientes. Entre estas organizaciones está la UHMS (Underwater and Hiperbaric Medical Society), fundada hace 51 años en Estados Unidos y que actualmente agrupa a médicos e investigadores de más de 120 países. En Europa tenemos el Consejo Europeo de Medicina Hiperbárica y en España la Sociedad Española de Medicina Hiperbárica. Innovamed sigue las recomendaciones de estas organizaciones y atiende a pacientes con patologías que están dentro de las recomendadas por estas instituciones científicas. Algunas de las patologías que trata son el envenenamiento por Monóxido de carbono, heridas en el pie y pierna de un diabético, daños de radiación crónicos en tejidos musculares, piel y óseos; injertos de piel o colgajos, gangrena, osteomielitis, rehabilitación cognitiva a pacientes con ICTUS, embolismos por aire o gas, enfermedad de descompresión. Además, de acuerdo a investigaciones actuales hemos incorporado tratamientos para fibromialgia y estética facial revitalizante.

¿Qué personajes famosos han acudido a estas terapias?

Dadas las características del tratamiento de oxigenación hiperbárica que regenera las células del organismo, personas que están sometidas a un alto desgaste por su gran actividad física, han encontrado en este tratamiento una manera de recuperar su energía de manera natural, simplemente elevando el nivel de oxígeno en su plasma sanguíneo. Casos conocidos son por ejemplo, algunos artistas y deportistas como Michael Jackson, Madonna, Beyoncé, Cristiano Ronaldo, Rafa Nadal, Ricky Martin, Luis Miguel, Valentino Rossi, Usain Bolt, Michel Phelps, Kobe Bryant, Manny Pacquiao, Asafa Powell, Tyson Gay, Rhianna y muchos más.

¿Qué perspectivas de desarrollo tiene esta disciplina en España?

En cuanto a España en los últimos años ha habido un desarrollo de la medicina hiperbárica; se han creado organismos y clínicas en las que se imparten tratamientos. Se espera continúe en ascenso el uso de esta técnica.