Silvia, una admiradora de Frida Kahlo, recibe en su casa entre Gallegos y Aldealengua de Pedraza a visitantes de todo el mundo que suelen buscar unos días de calma. En esta pequeña localidad en Navafría disfrutan de los bosques de pino, del espectáculo de las cascadas y de los paisajes de montaña, aunque también de pueblos como Sepúlveda y Pedraza, de las espectaculares Hoces del Río Duratón o de la cueva de los Enebralejos, con formaciones minerales de miles de años y paredes con pinturas prehistóricas.

MADRID, España.- Volvimos a casa de Silvia, cerca de Navafría, para huir del sofocante calor de Madrid. Esta vez no pudimos disfrutar de Sepúlveda y de su gastronomía típica de Castilla y León, ni hacer grandes desplazamientos en coche por una avería al llegar. Pero, como el año pasado en Semana Santa, disfrutamos de los paseos por los bosques de pino, del espectáculo de las cascadas y de los paisajes de montaña. Me dejé impresionar por las vistas panorámicas al descender de la montaña después de correr 10 kilómetros en subida, con un ascenso de 500 metros, y me encontré con caballos sueltos, con ciervos y con buitres que planean en las alturas.

Conocimos a Silvia en abril de 2017. Como ocurre en Semana Santa de cada año, los precios se disparan por el aumento de la demanda. Buscaba un plan tranquilo en la sierra. Quedaba poca gente en Madrid y recibí un mensaje a modo de pregunta: ¿qué vas a hacer en Semana Santa? Respondí que estaba buscando algo tranquilo para descansar, pasear, ir a correr. “Creo que buscaré algo cerca de Madrid. ¿Te animas si encuentro algo?”, le dije.

Busqué por la Sierra de Gredos. Nada. Busqué por la zona de la Cabrera y de Miraflores de la Sierra. Nada. Iba a desistir cuando, por AirBnB, encontré a Silvia, una brasileña de Sao Paulo que llegó a España en 2003 y que vive con Mateo en una casa rústica con encanto y limpia en Martincano, al lado de Gallegos, cerca del pueblo de Navafría. Había plan y pasaría la Semana Santa bien acompañado.

La casa de Silvia

Silvia te recibe con una sonrisa y una amabilidad, acompañados de la dulzura de su portunhol, que no cesan hasta que uno cruza la puerta al final del viaje para volver a su destino.Su casa, limpia y de estilo rústico con madera oscura en el techo, tiene en sus paredes varios retratos de Frida Kahlo, de quien se declara admiradora “porque era valiente: era ella misma”. La anfitriona ofrece al visitante la posibilidad de hacer las comidas en su casa, aunque la variedad de lugares que visitar y de actividades que realizar obligarán al visitante a comer en otros lugares.

Navafría: qué ver y qué hacer

Situada al pie de la Sierra de Guadarrama, Navafría no sólo recibe a quienes se deslizan por la nieve de sus pistas de esquí cada fin de semana de invierno y primavera. Bosques de pino, cascadas y paisajes de montaña con temperaturas de 5º C inferiores a las de Madrid durante el verano atraen a ciclistas, a quienes disfrutan de correr en montaña y a los amantes del silencio y de la naturaleza a este municipio de la provincia de Segovia, en Castilla y León.

El municipio de Navafría, con diversas localidades que ofrecen opciones de hospedaje, sirve como punto de partida para visitar lugares de interés y realizar diversas actividades.

En el pueblo de Navafría hay unas piscinas naturales con bar y zona recreativa. Y, a 3,6 kilómetros, el Chorro de Navafría se convierte en actividad obligada para los visitantes de verano que huyan del calor de Madrid. En esta zona protegida hay unas piscinas naturales que permiten el baño y senderos que llevan al visitante al que se conoce como El Chorro, una cascada que alcanza su caudal máximo durante los meses de deshielo. El bosque de la zona ofrece espectaculares paisajes de pinos, helechos y el agua que abunda, sobre todo en época de deshielo.

Puerto de Navafría

Este puerto de montaña tiene la mayor parte de su actividad durante los meses de invierno y de temprana primavera, pero también atrae durante todo el año a ciclistas en busca de duras cuestas y a senderistas amantes de la naturaleza.

Distancia desde Navafría: 11 kilómetros

Sepúlveda

A Sepúlveda se le considera uno de los principales atractivos de Castilla y León. Reúne historia, arte, gastronomía, naturaleza y cultura en sus rincones, callejuelas, vistas y paisajes.

Distancia desde Navafría: 39 kilómetros

Pedraza

Esta ciudad medieval amurallada fue rehabilitada y declarada como Conjunto Histórico en 1951. Atrae a miles de turistas todo el año por su castillo, por su plaza mayor, por sus calles empedradas y por su bien cuidada belleza arquitectónica, por su gastronomía y por su oferta cultural.

Distancia desde Navafría: 12 kilómetros

Hoces del Río Duratón

El Parque Natural de las Hoces del río Duratón se compone de la zona que rodea al río, encajado en un profundo cañón de más de 100 metros de desnivel en algunos puntos.

En los altos farallones rocosos anidan buitres leonados, y se divisan en la zona águilas reales y halcones peregrinos.

Para los visitantes más activos y deportistas existe la posibilidad de navegar el río en una piragua mientras disfrutan de las vistas del cañón y de los buitres que sobrevuelan la zona. Hay zonas recreativas en sus embalses donde pueden comer algo y refrescarse.

Distancia de Navafría: 50 kilómetros

Cueva de los Enebralejos

La Cueva de los enebralejos ofrece al visitante formaciones minerales con milenios de antigüedad: estalactitas, estalagmitas, coladas, banderas y otros espeleotemas. Su utilización como cueva de enterramientos o necrópolis en la prehistoria, 2.500 años AC, se convierte en el principal atractivo de este lugar, al que se puede acceder sólo bajo en guiada.

Distancia desde Navafría: 18 kilómetros

Fotogalería: Gallegos y cercanías