Después de pasar casi 3 años en prisión, el ex fundador del movimiento de autodefensas en Michoacán busca ser candidato al Congreso estatal por MORENA. Cuenta con el respaldo total de López Obrador, pero no con el aval del Tribunal Electoral.

Tepalcatepec, Michoacán.- En el año 2004 Michoacán se resquebrajó. Ese año, los cárteles, insatisfechos con las ganancias obtenidas con el tráfico de drogas, diversificaron sus actividades e incursionaron en la extorsión, el secuestro, el pillaje, la violación y la tortura.

Después de una década de violencia, los habitantes de la zona reaccionaron. Empobrecidos por los embates del crimen, olvidados por las autoridades, furiosos y hartos, decidieron tomar la justicia por su mano.

José Manuel Mireles Valverde, médico de profesión y nacido en Tepalcatepec (Michoacán) el 24 de octubre de 1958, es una figura central en este panorama.

En febrero de 2013, fue uno de los miembros fundadores del movimiento de las autodefensas de Michoacán, un próspero estado agrícola y minero que permanecía bajo control del cártel Los Caballeros Templarios, una organización criminal con tintes de secta que dominaba vidas, negocios y recursos de sus habitantes a través de la extorsión y el uso de la fuerza.

El médico Mireles se convirtió en el rostro público del movimiento, que tuvo su origen en el municipio de Tepalcatepec y liberó a 57 municipios de los 113 que estaban en poder de Los Caballeros Templarios. Casi los nulificó, pero más tarde se vio enfrascado en una serie de polémicas con otros integrantes del grupo, por lo que fue apartado del movimiento de Autodefensas.

A sus 60 años y 1,90 de estatura Mireles es conocido por los militares como “el doctor de mirada fría”. Fuerte, con bigote tupido y pelo cano algo crecido, no esconde su rencor contra el crimen organizado porque, dice, a su padre le quitaron propiedades y a varios de sus familiares los han secuestrado o asesinado.

Mireles afirma que él se unió al grupo de autodefensa para proteger a su familia contra los Caballeros Templarios, después de haber sido secuestrado por el cartel que exigía dinero para dejarlo en libertad.

Durante meses Mireles y sus autodefensas “limpiaron” ranchos, pueblos, villorios y municipios en toda la entidad, incursionando de día y de noche por valles, montañas, ríos y sierra abrupta y virgen, haciendo crecer el número de Autodefensas.

Durante casi un año, las fuerzas de seguridad federales dejaron actuar a estos grupos armados irregulares. Después de que el presidente Enrique Peña Nieto iniciara un gran despliegue en el estado para intentar recuperar la calma, el gobierno -que incluso había realizado operativos conjuntos con las autodefensas- se inició un proceso de legalización para que los integrantes de las autodefensas pudieran seguir portando armas y combatiendo al narco de forma legal y controlada.

Parte de las autodefensas aceptaron, pero otros, entre ellos Mireles, se negaron a integrarse al nuevo cuerpo de policía rural creado en mayo de 2014 por el Gobierno, a través del entonces comisionado para la Paz y Estabilidad de Michoacán, Alfredo Castillo, con el argumento de que no eran confiables.

Castillo fue el hombre designado por Peña Nieto, y a quien se le conoció como “ El Virrey de Michoacán”, porque llegó a tener un poder mayor que el mismo presidente de la República y el gobernador, Fausto Vallejo Figueroa. Entonces, las autoridades iniciaron una serie de detenciones de quienes no aceptaron regularizarse, entre ellas la del médico.

Encarcelamiento

Fundador de las autodefensas en la llamada Tierra Caliente, Mireles fue apresado en junio de 2014 durante un operativo federal duramente criticado. Entonces debió emprender otras batallas: la jurídica -por salir de prisión- y la moral -para no doblegar su espíritu-.  Y triunfó. Mireles ha convertido esa digna rabia en la crónica completa de las autodefensas michoacanas.

Entre las cuatro paredes de una prisión de máxima seguridad de Nayarit, escribió su libro Todos somos autodefensas (Editorial Grijalbo), que se remonta a la herencia purépecha y la pelea que los terracalenteños dieron durante la Revolución Mexicana y la Guerra cristera. En él, Mireles narra a detalle la génesis del movimiento de autodefensas, así como la adrenalina de los combates y las negociaciones frustrantes con el gobierno, que culminaron en una traición histórica.

Precisamente como una traición del gobierno federal calificó el senador Raúl Morón Orozco la detención de Mireles el 27 de junio de 2014. En un operativo de la Procuraduría de Justicia de Michoacán, el ex líder de las autodefensas fue arrestado en el municipio de Lázaro Cárdenas (La mira), junto a otras 69 personas más, acusadas de portación ilegal de armas.

El arma con el que fue detenido el doctor: “una pierna de pollo en la mano”, que comía, según su versión.

Puesta en libertad

El 11 de mayo del 2017, tras comprobar que su proceso estuvo viciado y había una caravana de irregularidades en su juicio, además de marchas y mítines en México, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Alemania y otros países de Europa pidiendo su liberación, un juez federal concedió libertad bajo fianza de 30 mil pesos a José Manuel Mireles.

Meses después fue absuelto de los delitos de sedición. Lo acusaron de actuar en la ilegalidad, de violentar el estado de derecho, de ser un exconvicto. Pero José Manuel Mireles rechaza las imputaciones y dice que el movimiento de resistencia surgió por el hartazgo de ser víctimas eternas del crimen organizado ante la inacción o complicidad de las autoridades.

“El doctor de la mirada fría” invita a los habitantes de todos los municipios de ese estado a seguir su ejemplo, a “quitarse el miedo”.

No queremos a los criminales, ni siquiera a los que tienen charola, curul, poder gubernamental.

Incursión en política

Luego de su salida de la cárcel, escribió el libro y comenzó a dar charlas en universidades, espacios públicos, con grupos de estudiantes, profesionistas, políticos, amas de casa y obreros.

El pasado 26 de febrero reveló su interés de participar en las elecciones federales del 1 de julio y más tarde fue anunciado como número uno en la lista de candidatos plurinominales al Congreso de Michoacán por el Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA), el partido de izquierdas liderado por Andrés Manuel López Obrador, el favorito a ganar las próximas presidenciales del en México.

«Yo al señor Andrés Manuel López Obrador le debo mi gratitud y mi reconocimiento por todo el apoyo que me dio en sus mensajes y manifestaciones exigiendo mi liberación de la cárcel», reconoció Mireles.

La nueva lucha del doctor Mireles

Sin embargo, su incursión en política se ha convertido en una nueva lucha para Mireles. Francisco Cedillo de Jesús, político que optaba a ser el candidato número 1 de Morena en esa candidatura plurinominal, impugnó el nombramiento de Mireles por presuntas irregularidades.

El 31 de mayo la comisión nacional de honestidad y justicia de MORENA resolvió que “efectivamente hubo irregularidades en la asamblea del distrito local 14 de Uruapan y, en consecuencia, le instruye a la Comisión Nacional de Elecciones que se invalide esa asamblea y, en consecuencia, los compañeros son inelegibles”.

El 5 de junio, Roberto Pantoja Arzola, dirigente estatal de MORENA, dio a conocer que el Tribunal Electoral del Estado de Michoacán (TEEM) resolvió retirar de la lista plurinominal a Mireles porque su candidatura violó los derechos políticos y ciudadanos de Cedillo de Jesús.

El candidato de AMLO

Sin embargo, el 8 de junio, Pantoja Arzola informó que Mireles fue de nueva cuenta registrado ante el Instituto Electoral de Michoacán (IEM) como candidato a la diputación local por la vía de Representación Proporcional por MORENA. Añadió que Francisco Cedillo y Azael Toledo, quienes reclaman esta posición, están suspendidos de sus derechos político-partidistas.

Ese mismo día, Andrés Manuel López Obrador visitó el estado de Michoacán para participar en un mitin en Uruapan en el que estuvo acompañado por Mireles. El ex líder de las autodefensas robó cámara al candidato presidencial y fue protagonista del acto.

López Obrador dejó claro que José Manuel Mireles Valverde es el candidato de Morena a la primera diputación plurinominal al Congreso de Michoacán. “El doctor Mireles es nuestro candidato”, sentenció, a pesar de que el Tribunal Electoral del Estado de Michoacán depuso la candidatura del ex líder de autodefensas por violaciones a la ley.


Imágenes: Francisco Castellanos