Eliseo Delgado Sánchez, presidente municipal electo de MORENA en el municipio de Buenavista Tomatlán, fue acribillado a balazos en un restaurante. Con él, ya son seis los políticos asesinados en el estado de Michoacán en lo que va de año.

 

BUENAVISTA, Michoacán.- Con varios impactos de bala murió acribillado la tarde de este viernes el presidente municipal electo de la localidad de Buenavista Tomatlán, Eliseo Delgado Sánchez, cuando se encontraba en un restaurante del centro de la población, ubicado a escasos 70 metros de la comandancia de Policía Michoacán. En el incidente, además, dos regidores salieron lesionados.

Los hechos se registraron a las 16:00 horas cuando el alcalde electo el pasado 1 de julio se encontraba como un comensal más, en compañía de dos regidores del actual Ayuntamiento, en un restaurante ubicado frente a palacio municipal y la plaza de armas, hasta donde llegó un grupo de sujetos armados para dispararles.

Tras las detonaciones quedó sin vida Eliseo Delgado Sánchez, mientras que los actuales regidores, Roberto Mayorquín y Jorge Soto, quedaron heridos y posteriormente fueron trasladados para recibir atención médica en la clínica rural del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), desde donde fueron reportados fuera de peligro.

Delgado Sánchez contendió en busca de la presidencia municipal por el partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) en las pasadas elecciones del 1 de julio pasado, y obtuvo un triunfo contundente, para convertir a Buenavista en uno de los dos municipios que ese partido ganó dentro dela jurisdicción electoral federal número 12, ya que el otro fue Apatzingán.

Tras el asesinato se movilizaron elementos de Policía Michoacán para acordonar el área por instrucciones del gobernador Silvano Aureoles. El secretario de Gobernación del estado,  afirmó en su cuenta twitter que “no habrá impunidad”.

El agente del Ministerio Público en turno realizó las actuaciones de rigor mediante el levantamiento de evidencias.

Presuntos sicarios del crimen organizado asesinaron el 27 de junio a Javier Ureña González, Secretario del Ayuntamiento y Alcalde en funciones de Buenavista Tomatlán, municipio ubicado en la llamada «tierra caliente» del occidental estado de Michoacán, entidad donde inició la guerra contra las drogas del ex presidente Felipe Calderón en el año 2006.

Con este nuevo asesinato suman ya seis los homicidios de políticos en Michoacán, desde que dio comienzo el proceso electoral. Entre las víctimas se encuentran Alejandro Chávez Zavala, Omar Gómez Lucatero y Fernando Ángeles Juárez, además de las agresiones al candidato del Partido Revolucionario Institucional a la alcaldía de Tangancícuaro.