A petición de la Fiscalía Anticorrupción y tras recabar nuevos datos de dos testigos en Texas, la Audiencia Nacional de España vuelve a abrir la causa por presunto blanqueo de capitales contra el ex presidente del PRI y ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, según confirmaron a Espacio Méx fuentes jurídicas. 

 

MADRID, España.- El juez de la Audiencia Nacional, Santiago Pedraz, ha acordado reabrir la causa por presunto blanqueo de capitales contra el ex presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, según confirmaron a Espacio Méx fuentes jurídicas.

La decisión se ha adoptado luego de que dos testigos entrevistados por la Fiscalía Anticorrupción española en Texas, Estados Unidos, aportaron nuevos datos sobre las presuntas actividades de lavado de dinero de Moreira en España. El ex gobernador de coahuila fue arrestado el 15 de enero de 2016 en el aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid-Barajas, encarcelado en la prisión de Soto del Real y puesto en libertad una semana después por el juez Pedraz al no hallar indicios de que blanqueara en España 200.000 euros supuestamente procedentes del narcotráfico o la corrupción.

Sin embargo, los fiscales del caso continuaron sus investigaciones. En el marco de la misma investigación, el 18 de marzo de 2016, agentes de la Unidad Contra de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional arrestaron a Juan Manuel Muñoz Luévano, alias ‘Mono’ Muñoz, quien es considerado presunto enlace del cártel de ‘Los Zetas’ en España y se encuentra pendiente de extradición a Estados Unidos.

Con los nuevos testimonios de las dos personas residentes en Texas, Estados Unidos, que aportaron nuevos datos sobre las presuntas actividades de Moreira en España para blanquear dinero, la Fiscalía Anticorrupción pidió el pasado viernes al juez Pedraz que reabriera la causa para poder tomar declaración, vía comisión rogatoria, a estos dos testigos. 

Según fuentes consultadas por Espacio Méx, el magistrado Santiago Pedraz ya ha acordado solicitar las comisiones rogatorias a Estados Unidos, por lo que la causa contra Moreira queda abierta de nuevo, a expensas de que las autoridades judiciales estadounidenses autoricen la declaración de ambos testigos.

Lo más relevante que extrae la Fiscalía de estos nuevos testimonios es que Moreira, durante su época de gobernador del Estado de Coahuila, se habría apropiado de unos 3.000 millones de pesos mediante actos de corrupción y malversación de fondos públicos.

En enero de 2016, la justicia española entendió que no existían elementos suficientes contra Moreira para justificar la procedencia ilícita de los 200.000 euros que se le atribuía haber lavado en España, dinero que el ex presidente del PRI alegó haber obtenido de sus retribuciones en México.

Además, el juez Pedraz entendió en aquel entonces que la justicia española no era competente para estudiar los delitos presuntamente cometidos por Moreira en México y Estados Unidos ni veía certeza alguna, como alegaba la Fiscalía, para apreciar que el ex dirigente del PRI perteneciese a una organización criminal, en concreto ‘Los Zetas, porque el informe policial incluido en la causa «simplemente» se basaba en informaciones aportadas por Estados Unidos.

El magistrado señalaba que las acusaciones aportadas por la Fiscalía, basadas en aquel entonces en declaraciones realizadas por varios testigos en Texas, señalaban solos presuntas actividades ilícitas que habrían tenido lugar en México y Estados Unidos, y que ninguna de las «empresas pantalla» supuestamente utilizadas para ello se constituyeron en España.

Un día después de que se le entregara de vuelta su pasaporte, en enero de 2016, Moreira voló de España a México a pesar de haber justificado inicialmente que cursaba estudios de máster en instituciones universitarias españolas.

Moreira ocupó la presidencia del PRI entre marzo y diciembre de 2011 y fue gobernador de Coahuila entre 2005 y 2011.