El mandatario saliente quiso despedirse personalmente del Rey de España, uno de los invitados de honor a la ceremonia en la que Andrés Manuel López Obrador tomará posesión como nuevo presidente de México.

 

CIUDAD DE MÉXICO.- A pocas horas de asistir a la toma de posesión de Andrés Manuel López Obrador como presidente de México, el Rey Felipe VI se reunió anoche con el mandatario saliente Enrique Peña Nieto.

«Un encuentro excepcional que el presidente Peña Nieto ha querido tener con su majestad el Rey para despedirse personalmente, muestra de la consideración y de las relaciones excelentes del país de México con España y los españoles», indicó la Casa Real en un comunicado.

En su último acto como mandatario federal, Peña Nieto conversó con el monarca español, y ambos se “congratularon por la estrecha relación alcanzada entre México y España” durante la administración federal que está por concluir, según informó por su parte el Gobierno de México.

El monarca español llegó en la noche del jueves al Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, donde fue recibido por Olga Sánchez Cordero, futura Secretaria de Gobernación. En la mañana del viernes Felipe VI tuvo un encuentro con empresarios españoles en la residencia de la Embajada de España en la Ciudad de México y más tarde se reunió con Enrique Peña Nieto.

La última vez que se reunieron fue el pasado mes de abril durante la visita de Peña Nieto a España. En aquel encuentro, en el Palacio de la Zarzuela, estuvieron acompañados por la primera dama, Angélica Rivera, y la Reina Letizia.

Es la tercera y última vez que mandatario mexicano saliente actúe como anfitrión de Felipe VI. La primera fue en la Cumbre Iberoamericana que se celebró en Veracruz en diciembre de 2014 y meses después, entre el 29 de junio y el 1 de julio de 2015, en la visita de Estado que el monarca realizó a México junto a doña Letizia.

El Rey es uno de los invitados de honor a la ceremonia en la que Andrés Manuel López Obrador tomará posesión de la presidencia de México. Entre la lista de visitantes figuran 16 jefes de Estado, tres jefes de Gobierno, seis vicepresidentes, seis viceministros, nueve titulares de organismos internacionales y 18 ministros de Estado de distintos países.

Las visitas que más han generado polémica son las de Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, e Ivanka Trump, hija del mandatario estadounidense Donald Trump.