Alejandro González Iñárritu presidirá el jurado de la 72ª edición del Festival de Cannes, un éxito más en un gran año para los directores mexicanos. El cineasta mexicano tiene un gran vínculo con el festival francés, donde presentó Amores perros, uno de sus éxitos más conocidos. 

MADRID, España.- En la semana en la que el cine mexicano volvió a ocupar portadas por los premios de Cuarón en los Óscar, los éxitos no dejan de llegar para los directores de México. A pocos días del éxito de Roma, se ha anunciado al cineasta mexicano, Alejandro González Iñárritu, como presidente del jurado de la 72ª edición del Festival de Cannes. El evento, uno de los encuentros anuales más importantes para el cine, se celebrará del 14 al 25 de mayo de 2019. González Iñárritu se convierte en el primer director mexicano en presidir el jurado.

«Me siento honrado y feliz de regresar este año e inmensamente orgulloso de presidir el jurado. El cine corre por las venas del planeta y este festival es su corazón”, declaró el cineasta en un comunicado.

Es la primera vez que México tiene a una figura del cine en este jurado y la segunda que un latinoamericano se sienta en la silla del presidente. El primero, Miguel Ángel Asturias, escritor guatemalteco premio Nobel de Literatura, ocupó el puesto en 1970. Además, el director de Birdman y El Renacido, será de los pocos de habla hispana en la lista de presidentes. El elenco incluye a Pedro Almodóvar, que presidió el jurado en 2017.

«No es solo un director atrevido y lleno de sorpresas, Alejandro es también un hombre de principios y un artista de su tiempo«,  declaró Thierry Frémaux, delegado general del festival, al conocerse la decisión.

Imagen: ABC Televisión Group. Flick.

Iñárritu en Cannes

La carrera de este director de 55 años está muy unida al Festival de Cannes. En el año 2000 presentó en el festival uno de sus primeros éxitos, Amores Perros. La pieza se compone de tres historias independientes que se entrelazan por un accidente de coche. La película recibió muy buenas críticas; el comienzo de una cadena de éxitos que llevaría a la cinta a ser la primera nominación mexicana a los Óscar desde 1976.

Cannes es un festival que ha sido importante para mí desde el comienzo de mi carrera

El idilio de Iñárritu y Cannes continuó en 2006 con Babel, que recibió el premio del jurado a Mejor Dirección y consiguió el Globo de Oro a Mejor Película Dramática. Protagonizada por Brad Pitt y Gael García Bernal, completaba la “Trilogía de la muerte” del director, que comenzó con Amores Perros y continuó con 21 gramos.

En 2010 regresó con Biutiful, protagonizada por el actor español Javier Bardem, que consiguió el premio a Mejor Actor por su interpretación. Bardem, al que pronto interpretará a Hernán Cortés en una serie para Amazon Prime, es Uxbal, un hombre que intenta reconducir su vida al enterarse de que tiene cáncer. La producción fue nominada a Mejor Película en Lengua Extranjera en los Globos de Oro 2010 y a Mejor Película de Habla no Inglesa en los Óscars 2011.

“La cuestión Netflix”

En su trabajo como presidente del jurado Iñárritu tendrá que hacer frente a una polémica que ya levantó ampollas en la edición anterior: la cuestión Netflix. La plataforma digital se ha encontrado con el rechazo de sus trabajos por las grandes academias y muchos han justificado en esta polémica que la obra de Alfonso Cuarón sólo recibiera tres de las diez estatuillas doradas a las que aspiraba.

Roma, el gran éxito de Cuarón, no pudo participar en el festival por una regla que exigía que las cintas participantes se hubieran podido ver en las salas de cine francesas. Finalmente, el estreno de la película se produjo en el Festival de Cine de Venecia.