La nueva Ley educativa del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, aprobada con 95 votos a favor, 25 en contra y dos abstenciones, tendrá un carácter equitativo, inclusivo, integral, intercultural y participativo, con un enfoque de género y de promoción de los derechos humanos.

CIUDAD DE MÉXICO.- El Senado de la República aprobó en lo general, con 95 votos a favor, 25 en contra y dos abstenciones, la Reforma Educativa que envió el presidente Andrés Manuel López Obrador y que deroga, entre otros cambios, la establecida en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

Pese al voto en contra del Partido Acción Nacional (PAN), el pleno de la Cámara de Senadores logró los sufragios suficientes para lograr la mayoría calificada con dos terceras partes que necesitaba para su aprobación.

Legisladores de diversos partidos presentaron reservas que se discutirán de forma individual para poder modificar diversos artículos de la contrarreforma.

Para asegurar la rectoría en la educación y evitar que «vuelvan los intereses políticos y corruptos», el magisterio quedará fuera de la asignación de plazas magisteriales y el control de la nómina, según el presidente de la Comisión de Educación en el Senado, Rubén Rocha.

Senador Rubén Rocha

La minuta fue modificada en exposición de motivos para refrendar la obligación de garantizar presupuesto a las universidades autónomas, luego de que legisladores priistas acusaron que la reforma impactaba monetariamente a las instituciones por un monto de 50 mil millones de pesos.

La reforma ya cuenta con mayoría calificada; a los votos de Morena y sus aliados del Partido Verde, PT y PES, se sumaron los de Movimiento Ciudadano y PRD.

Ricardo Monreal, coordinador de los senadores de Morena, explicó que las plazas educativas no se fijarán con el SNTE ni con la CNTE, porque no les aplicará la Ley Federal de los Trabajadores al Servicio del Estado, sino una nueva Ley para la Carrera de las Maestras y los MaestrosLa Federación, los Estados, la Ciudad de México y los Municipios impartirán y garantizarán la educación inicial, preescolar, primaria, secundaria, media superior y superior.

En México, la educación será obligatoria, universal, inclusiva, pública, gratuita y laica, basada en el respeto de la dignidad de las personas con un enfoque de derechos humanos y de igualdad sustantiva.

Su equidad garantiza el derecho a las educación de todas y todos los mexicanos abatiendo las desigualdades socioeconómicas, regionales y de género. También tiene un carácter inclusivo para tomar en cuenta las diversas capacidades, circunstancias y necesidades de los alumnos para eliminar barreras en el aprendizaje y la participación. Su interculturalidad busca la convivencia armónica entre personas y comunidades para el respeto y reconocimiento de sus diferencias y derechos, en un marco de inclusión social.

Su carácter integral pretende educar para la vida para desarrollar en las personas capacidades cognitivas, socioemocionales y físicas que les permitan alcanzar su bienestar. Se buscará la excelencia, entendida como una mejora constante para el máximo logro de aprendizaje, para el desarrollo del pensamiento crítico de los alumnos y el fortalecimiento de los lazos entre escuela y comunidad.

Como toda persona tiene derecho a gozar de los beneficios del desarrollo de la ciencia y la innovación tecnológica, la nueva ley insiste en el apoyo del Estado a la investigación e innovación científica, humanística y tecnológica, con una garantía del acceso abierto a la información, del fortalecimiento y difusión de la cultura de México.

Según la nueva ley, se busca un fomento del amor a la Patria, el respeto a todos los derechos, las libertades, la cultura de paz y la conciencia de la solidaridad internacional; promoverá la honestidad, los valores y la mejora continua del proceso de enseñanza aprendizaje.

Bajo la nueva ley, el modelo educativo contribuye a mejorar la convivencia humana a fin de fortalecer el aprecio y respeto por la naturaleza, la diversidad cultural, la dignidad de la persona, la integridad de las familias, la convicción del interés general de la sociedad, los ideales de fraternidad e igualdad de derechos de todos, evitando los privilegios de razas, de religión, de grupos, de sexos o de individuos.

Para las Escuelas normales se prevé la promoción de la superación académica, el mejoramiento de su infraestructura y equipamiento.

En el desarrollo de esta nueva ley, el Ejecutivo Federal definirá una Estrategia Nacional de Inclusión Educativa y una Estrategia Nacional de Atención a la Primera Infancia.

Educandos, maestros, escuelas, programas de estudio y papel de los padres

La ley busca ampliar y garantizar el acceso, la permanencia y la participación de los alumnos con unos maestros que mantienen un papel fundamental en el proceso educativo y en la transformación social de México, con el derecho a acceder a un sistema integral de formación, de capacitación y de actualización.

La admisión, promoción y reconocimiento del personal docente, directivo o de supervisión, será en igualdad de condiciones, de manera pública, transparente, equitativa e imparcial y de ninguna manera se afectará su permanencia en el servicio.

El Estado fortalecerá a las instituciones públicas de formación docente y de manera especial a las escuelas normales.

Los planteles educativos constituyen un espacio fundamental para el proceso de enseñanza aprendizaje. En los planteles educativos, el Estado garantizará los materiales didácticos, su infraestructura, mantenimiento y entorno, contribuyan a los fines de la educación.

El Ejecutivo Federal determinará los principios rectores y objetivos de los planes y programas de estudio de la educación básica y normal en todo el país según el carácter local, contextual y situacional del proceso de enseñanza y aprendizaje. De acuerdo a la ley, tomará en cuenta la opinión de los gobiernos de las entidades federativas y de diversos actores sociales involucrados en la educación de acuerdo a sus realidades y contextos, regionales y locales.

Los planes y programas de estudio tendrán perspectiva de género y una orientación integral, por lo que se incluirá el conocimiento de las ciencias y humanidades, además de la historia, la geografía, el civismo, la filosofía, la tecnología, la innovación, las lenguas indígenas de nuestro país, las lenguas extranjeras, la educación física y sexual, el deporte, las artes, en especial la música, la promoción de estilos de vida saludables, la lectura y el cuidado al medio ambiente, entre otras.

Según el artículo 31, los padres o tutores son responsables de que sus hijas, hijos o pupilos menores de dieciocho años concurran a las escuelas, para recibir la educación obligatoria y en su caso, reciban la militar, así como participar en su proceso educativo, al revisar su progreso y desempeño, velando siempre por su bienestar y desarrollo.

El Sistema Nacional de Mejora Continua de la Educación creado a partir de la ley será coordinado por un organismo público descentralizado, con autonomía técnica, operativa, presupuestaria, de decisión y de gestión, con personalidad jurídica y patrimonio propios. Contará con una Junta Directiva, un Consejo Técnico de Educación y un Consejo Ciudadano.

Sistema para la carrera de las maestras y los maestros

De acuerdo al artículo 73, el Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros buscará unificar y coordinar la educación en toda la República para asegurar el cumplimiento de los fines de la educación y su mejora continua en un marco de inclusión y diversidad.

Hasta que el Congreso de la Unión expida la ley en materia del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, queda suspendida cualquier evaluación.

Se respetarán los derechos adquiridos de las maestras y los maestros, los cuales no podrán ser restringidos o afectados de manera retroactiva.

Los derechos laborales de los trabajadores al servicio de la educación se regirán por el artículo 123 constitucional Apartado B.

La admisión, promoción y reconocimiento se regirán por la Ley reglamentaria del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros.

La nueva ley abroga la Ley General del Servicio Profesional Docente y quedan sin efectos los actos que afectaron la permanencia de las maestras y los maestros en el servicio, así como la Ley del Instituto Nacional para la evaluación de la educación.