A 43 meses de la desaparición de los estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa (Guerrero, México), mexicanos residentes en España se concentraron en la madrileña Puerta del Sol con el objetivo de mantener vigente el hecho y rendir un homenaje en su memoria.

A 43 meses de la desaparición de los estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos de Ayotzinapa (Guerrero, México), ocurrida la noche del 26 al 27 de septiembre de 2014, el colectivo de mexicanos afincado en Madrid, Nodo MxM, convocó a una concentración en la céntrica Puerta del Sol con el objetivo de mantener vigente el hecho y rendir un homenaje en su memoria. La concentración, que dio comienzo con una ceremonia ritual a cargo del grupo Cuauhtli Ollin, congregó a un grupo de aproximadamente 40 personas que denunciaron la preocupante situación por la que atraviesa México en la resolución del caso de los 43 estudiantes pero también en relación con el alarmante número de desaparecidos en el marco de la violencia inusitada que en los últimos años azota al país.

«Creemos que hay una guerra en nuestro país que no se nombra. Los desaparecidos se cuentan por miles. Durante el lapso de tiempo de este evento habrán desaparecido 12 personas en México. Lo que está ocurriendo es terrible. No tengo más adjetivos que aportar…», comentó una integrante del colectivo Nodo MxM que pidió no ser identificada. La ceremonia dio lugar al simbólico pase de lista de los 43 y a las palabras de personas que aportaron su testimonio, ya sea porque están en contacto con la realidad de los desaparecidos en México o porque consideran que se trata de un problema que es importante llevar a cualquier foro público. La concentración por los 43 meses de la desaparición de los jóvenes estudiantes concluyó en La Tabacalera, en el barrio de Lavapiés, donde se colocaron carteles con los retratos de los estudiantes desaparecidos.

Entre el 26 y el 27 de abril la concentración convocada por Nodo MxM en Madrid tendrá réplicas en más de 35 ciudades, entre las que pueden mencionarse Nueva York, París o Glasgow.

En la realización de esta acción a nivel global, Nodo MxM contó con el apoyo del Inside Out Project, un proyecto de arte callejero que permite proyectar y dar a conocer reivindicaciones sociales mediante el uso de retratos de gran formato impresos en blanco y negro. Uno de los objetivos más importantes del Inside Out Project es que los participantes coloquen los retratos en espacios públicos para que adquieran notoriedad, interviniendo el espacio y al mismo tiempo comunicando un mensaje. Los 43 meses transcurridos desde la desaparición de los jóvenes normalistas se cumplen unos días después de que en Jalisco, México, se conociera que tres estudiantes de cine desaparecidos a mediados de marzo habían sido asesinados y disueltos en ácido sulfúrico por el sanguinario Cartel Nueva Generación, que antes los habría secuestrado y torturado al confundirlos con integrantes de carteles rivales, proporcionando al hecho un paralelismo inquietante con el caso de los jóvenes normalistas.

Testimonios

Griselda Herrera López, abogada mexicana residente en Madrid, apoya a colectivos de madres cuyos hijos han sido víctimas de desaparición forzada en México. La también consultora en derechos humanos sigue el caso de Carmelo Cervantes de Anda, desaparecido en Xalapa, Veracruz, en 2012. De acuerdo con la propia abogada, la desaparición del chico fue un acto del ejército realizado en el marco del operativo Veracruz Seguro, un operativo que comenzó en octubre de 2011 y que incorporó al ejército a las tareas que habitualmente desempeñaban la policía estatal y municipal. Al día de hoy, la abogada ha presentado una denuncia internacional ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos y tiene previsto llegar con el caso al Comité de Desaparición Forzada en las Naciones Unidas. En su opinión, lo que está ocurriendo en México es «una crisis humanitaria».

El apoyo a estos movimientos es una cuestión de derechos humanos, no políticos, como a veces se quiere desvirtuar

Margarita González, mexicana residente en Madrid, cuenta entre sus familiares a un desaparecido. Su sobrino, José Eduardo Rosas Jiménez, desapareció en Navojoa, Sonora, el 17 de febrero de 2017, sin que hasta la fecha se tengan noticias de él. La última vez que sus familiares lo contactaron, se encontraba buscando trabajo en la región. De acuerdo con los datos más recientes del Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED), en México hay 34 mil 268 personas no localizadas. Sin embargo, las cifras pueden variar en función de la fuente.