De visita en España, la jefa de gobierno electa de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, se reunió con Manuela Carmena y mostró su interés en tomar algunas políticas de la alcaldesa de Madrid como modelo para “pacificar” la CDMX y convertirla en una “ciudad de derechos”.

MADRID, España.- Al inicio de una gira de trabajo por España y Francia, la jefa de gobierno electa de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, se reunió con la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, y mostró su interés en tomar a la capital española como modelo para “pacificar” la CDMX y convertirla en una “ciudad de derechos”.  

La Ciudad de México hoy vive un problema importante de violencia, pero no sólo tiene que ver con temas de policía o de procuraduría de la justicia, sino también tiene que ver con cómo pacificamos y reconstruimos el tejido social en nuestra ciudad. Y ahí nos interesa mucho lo que se ha hecho en Madrid”, indicó Sheinbaum en rueda de prensa conjunta con Carmena al término de su reunión.

La jefa de Gobierno electa de la CDMX reconoció una “regresión muy grande en términos de violencia e inseguridad” en la capital mexicana. “Los homicidios diarios prácticamente se han duplicado durante los últimos seis años”, indicó Sheinbaum, quien añadió que la recuperación de espacios públicos y la participación ciudadana serán elementos centrales en su lucha contra la violencia y la corrupción en la Ciudad de México.

En ese sentido, reconoció el trabajo realizado por Manuela Carmena al frente del Ayuntamiento de Madrid en los últimos años.  “Hay algunos temas que nos interesan muchísimo que se han venido realizando aquí en la ciudad de Madrid, que tienen que ver con el rescate del espacio público, el espacio del centro, y algo todavía más profundo que tiene que ver con construir ciudades de derechos y ciudades pacíficas”, agregó Sheinbaum en el inicio de una gira europea que la llevará a reunirse el próximo miércoles en Barcelona con Ada Colau y el jueves con la alcaldesa de París, Anne Hidalgo, en la capital francesa.

 “El tema no es necesariamente copiar lo que se ha hecho en un sitio o en otro, sino aprender cómo se hizo, cuáles son las bases y buscar la manera de incorporarlo a la Ciudad de México. Hay muchísimas cosas que aprender».

«Ver cómo se han ido aplicando estas ideas aquí, y cómo con las características propias de la ciudad de México podemos ir incorporando esas ideas vinculadas también a la recuperación y la construcción del espacio público”, indicó la jefa de Gobierno electa de la Ciudad de México.

Carmena: “Integración, el mejor disolvente contra la violencia”

Por su parte, Manuela Carmena invitó públicamente a Sheinbaum a participar en el  Foro contra las Violencias Urbanas que se celebrará en Madrid del 5 al 8 de noviembre, y anunció su interés en reforzar el actual acuerdo de cooperación entre las capitales de México y España.

“Solamente cuando los ciudadanos se asumen como sujetos de derechos se produce ese fenómeno de participación, ese fenómeno de integración en la sociedad que es el mejor disolvente contra la violencia”, señaló Carmena.

“Cuando se asume que la violencia es algo negativo que recae sobre todos, cuando cada una de las personas empieza a asumir que la ciudad, que el barrio, que el problema es de todos, empieza a construirse las habilidades contra la violencia, empieza a construirse la convivencia”, agregó la alcaldesa de Madrid.

Sheinbaum: “El NAICM en Texcoco, causaría pérdidas a la CDMX»

Durante la rueda de prensa conjunta, Claudia Sheinbaum también habló sobre la consulta del próximo 28 de octubre en la que se decidirá el futuro del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM). En este sentido, la jefa de gobierno electa señaló que la Ciudad de México sufrirá perjuicios económicos si la ciudadanía finalmente opta por continuar con la Construcción del NAICM en Texcoco.

“El tema de mover el aeropuerto de la Ciudad de México hacia Texcoco representaría una pérdida para la ciudad. Porque la ciudad deja de tener un aeropuerto, sería el Aeropuerto de la Ciudad de México en el Estado de México, y eso hace que se pierdan ingresos y muchas otras cosas para la ciudad”, indicó.

Sobre el futuro de los terrenos del Aeropuerto Internacional Benito Juárez, en caso de que gane la opción de continuar con la construcción en Texcoco, Sheinbaum expresó su rechazo frontal a que las 700 hectáreas del actual aeródromo sean utilizadas con fines inmobiliarios.

“No estamos de acuerdo en que ese sea un terreno que se convierta en desarrollo inmobiliario, porque representaría graves problemas para la ciudad”, indicó.

“Hay que encontrar el esquema para que sea fundamentalmente un espacio público de recuperación. Lo tendremos que trabajar conjuntamente con el próximo gobierno federal, pero ya he dicho que a la Ciudad de México no se le puede cargar con el costo de rescate de 700 hectáreas que hoy son un aeropuerto. Tiene que ser algo vinculado con el Gobierno federal”, concluyó Sheinbaum.

Fotografías: Juan Carlos Rojas.