Café Tacvba cautivó a sus públicos de Barcelona y Madrid con un mensaje cargado de paz y esperanza, con la energía de su incesante baile y, sobre todo, con una variedad de registros musicales que caracterizan a la banda de rock alternativo más importante de México.

MADRID, España.- Los integrantes de Café Tacvba salieron al escenario disfrazados para interpretar Futuro para abrir un vibrante concierto de dos horas en La Riviera, en Madrid para cerrar su gira en España, de la mano de Live Nation. Su gira Niu Güeis los había llevado antes a Suecia, Reino Unido, Francia, Dinamarca, Holanda y Alemania para presentar su nuevo album, Jei Beibi.

Rubén Albarrán, el vocalista de la banda mexicana de rock, se quitó su máscara de calavera para pedir paz y respeto de los derechos de las personas sin importar su color, su opción sexual y su nacionalidad. Sin atacar a nadie, recordó a los 43 estudiantes de Ayotzinapa en un país con más de 100.000 personas desaparecidas desde que comenzó la llamada lucha contra el narco. Se refirió también a la necesidad de garantizar los derechos y de proteger a las mujeres que sufren la violencia machista, a los migrantes, al colectivo LGTBQ y a los defensores de la tierra. Con una sonrisa y sentido del humor, invitaba a bailar, a dar muestras de afecto, a hacer el amor y a «dejar el Whatsapp» para otros momentos. Su mensaje, lleno de agradecimiento a la vida, de amor, de hermandad y de esperanza, invita a la superación de muros y categorías artificiales que separan a las personas y que generan la violencia.

Estos elementos de combinaban con la variedad de registros musicales que caracterizan a la banda de rock alternativo más importante de México y con el incesante baile del vocalista para garantizar esa paz y buen rollo, al menos durante las dos horas de concierto.

Café Tacvba en Barcelona

«Durante dos horas de concierto en la sala Barts, el público se movió y sudó en una noche calurosa de verano, enmarcada de fondo por la luna llena y por las canciones del nuevo álbum», como nos cuenta la mexicana Daniela Bello López desde Barcelona.

“Hoy se pudo disfrutar de un café Tacvba que se veía libre y cómodo en el escenario con un público más pequeño del que acostumbran tener”, cuenta la mexicana Daniela Bello López, mexicana que acudió al concierto.

“Mostraron su lado más reivindicativo en apoyo a las causas de los jóvenes y estudiantes en Nicaragua, a la lucha feminista, del colectivo LGTB, además de los migrantes y de los pueblos originarios, con alusiones al respeto por los animales y por la Pachamama, la Madre Tierra, a la que han agradecido con un grito de gracias a la vida, aplaudido por un público que ha coreado y bailado de principio a fin todas las canciones a pesar del calor”, dice esta mexicana.

 


Fotos: Adriana Juan Durán (Madrid) y Daniela Bello López (Barcelona)