«Me anima el hecho de que ambos sabemos cumplir lo que decimos».  Con esa frase concluía Andrés Manuel López Obrador una reciente carta dirigida a Donald Trump. «¿De verdad le anima que el presidente Trump cumpla lo que dice?», cuestiona el ex diplomático Bernardo Graue Toussaint en este artículo en el que recuerda el muro y algunas otras promesas del mandatario estadounidense contra México. 

Por Bernardo Graue Toussaint
Puedo entender que el presidente electo López quiera iniciar una buena relación con el presidente norteamericano Trump. Puedo entender que, en estos primeros contactos, se pretenda edulcorar la relación política y personal entre mandatarios. Es entendible. Nadie en su sano juicio pretendería que AMLO iniciará la relación con nuestro principal socio comercial a pedradas. Sería una estupidez mayúscula.
Sin embargo, creo que hay cosas que no se pueden ni se deben decir. Y sería preferible que el presidente electo López fuera más cuidadoso en el uso de la palabra. Me explico.
En una amplia carta dirigida al presidente Donald Trump, AMLO abundó en sus planes y puntos de vista relativos a la relación bilateral.
Hasta ahí, todo bien.
En una línea, al final de su misiva, el presidente electo López le subrayó al Presidente Trump: «ME ANIMA EL HECHO DE QUE AMBOS SABEMOS CUMPLIR LO QUE DECIMOS».
Pregunta al Presidente electo López: ¿De verdad le anima que el presidente Trump cumpla lo que dice?
Veamos.
El presidente norteamericano afirmó en Twitter: “Me encanta la gente de México, pero México no es nuestro amigo. Nos están matando en la frontera y nos están matando en el empleo y el comercio. ¡PELEA!”.
Ante esto, ¿a usted le «anima» que Trump cumpla lo que dice?
Trump también ha asegurado: “Cuando México nos envía a su gente, no nos están enviando lo mejor. Están enviando gente que tiene un montón de problemas, y esa gente nos está trayendo esos problemas a nosotros. Nos están trayendo drogas y crimen. Son violadores. Y algunos, asumo, son buena gente”.
También ante esto, ¿le «anima» que Trump cumpla lo que dice?
«Vamos a levantar un muro. Vamos a crear una frontera… México va a pagar por el muro».
«Necesitamos el muro para la seguridad y protección de nuestro país. Necesitamos el muro para ayudar a detener el flujo masivo de drogas de México, que ahora está clasificado como el país más peligroso del mundo. Si no hay muro, no hay acuerdo». 
Ante las dos anteriores afirmaciones,  ¿le sigue «animando» que Trump cumpla con lo que dice?
Visto todo lo anterior, creo que el presidente electo López piensa que la virtud existe en el cumplimiento y no en el contenido de lo que se dice. Habría que explicarle que se puede cumplir con lo dicho y que lo dicho sea, precisamente, una barbaridad.
Ojalá que el presidente de los Estados Unidos no cumpla todo lo que dice, no sólo respecto de México, sino también en lo relativo a la relación global de los EEUU. Igualmente, hago votos porque el presidente electo López sea más cuidadoso en sus ideas, sus discursos y sus misivas.
graue.cap@gmail.com