La Casa de México en España alberga una exposición gratuita con imágenes capturadas por el fotógrafo mexicano Carlos Somonte durante el rodaje de la película de Alfonso Cuarón. Una nueva oportunidad para estremecerse con los momentos más icónicos de un filme que ha suscitado el interés incluso de los reyes Felipe VI y doña Letizia.

 

MADRID, España.- Entrar a una habitación y estremecerse al ver a Cleo, la protagonista de Roma abrazando a “su familia”. Revivir la zozobra o la ternura de algunas escenas de la película del director mexicano Alfonso Cuarón nominada a los Premios Goya como mejor película iberoamericana. Esto es posible con la exposición fotográfica Roma, que llega por primera vez a Europa, en concreto a la Casa de México en España, en el nº20 de la calle Alberto Aguilera de Madrid.

“Voy a volver a llorar”, confesaba a su acompañante una mujer el día de la inauguración de la exposición al volver a mirar algunas escenas de la película en las que se veía a la intérprete principal, Yalitza Aparicio, pero esta vez congeladas en imágenes en blanco y negro. Una treintena de espectadores salieron de la sala de cine del recinto y entraron enseguida a la sala donde se encuentran las 12 fotografías y tres abstractos realizados por el fotógrafo mexicano Carlos Somonte.

Somonte, que nació en la Ciudad de México en 1956, estuvo presente durante todo el proceso de rodaje captando los momentos más íntimos e icónicos de la película. Este licenciado en Biología Marina por la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), con un posgrado en Estudios Fotográficos (PTC) en Londres, Inglaterra, ha expuesto su trabajo en museos y galerías de México, Inglaterra, Alemania, España, Polonia, Australia, China, Estados Unidos, Canadá, Cuba e India.

Cuarón, ganador del Oscar como mejor director por Gravity (2013), supervisó la exposición que ha dado la vuelta por el Festival de Cine de Toronto, el Festival de Cine de Telluride y el Museo LACMA de Los Ángeles.

El estreno del filme en cines ha sido un acontecimiento más que cultural. En México, la que fue durante 84 años la casa oficial de los presidentes, Los Pinos, se convirtió el pasado 13 de diciembre en una gigante sala de cine a la que asistieron cerca de 3.000 personas. El mismo día en que fue inaugurada la exposición en Madrid, la aclamada cinta se estrenó a nivel mundial en Netflix, que posee los derechos de distribución de esta.

«El lugar que hasta hace unos días era el espacio más representativo de los privilegios del poder presidencial hoy se convirtió en un cine para el pueblo» @GobiernoMX

Su estreno en España ha generado también mucha expectación: entradas agotadas, salas llenas. Incluso los reyes Felipe VI y doña Letizia asistieron a la sesión nocturna del pasado 6 de diciembre, día de la Constitución, en los cines Verdi. La cinta ganadora de un León de Oro como mejor película en el Festival de Venecia se estrenó el pasado 5 de diciembre en solo cinco salas de cine, en tres ciudades (Madrid, Barcelona y Málaga). Muchas salas de decidieron no proyectarla ya que en teoría deben pasar 112 día, o 16 semanas, entre el estreno de una película en salas y su lanzamiento en plataformas digitales. Es más un pacto entre distribuidores y exhibidores que una realidad regulada por una ley.

La exposición gratuita está abierta hasta el próximo 23 de diciembre, y del 7 al 14 de enero de 2019 en la Casa de México en España ubicada en la calle Alberto Aguilera 20, en Madrid.