Carolina Hernández (centro) es la presidenta de Mexicanas en Madrid. Fotografía: José Carlos Morales.

Soledad, ausencia de vínculos sociales y familiares, y estancamiento profesional por dificultades en la homologación de títulos académicos, son  las principales barreras para muchas mujeres mexicanas que emigran a España. La organización Mexicanas en Madrid ayuda a paliar estos problemas con actividades dirigidas a facilitar la integración social, personal y laboral de las mujeres mexicanas en este país.

“Yo viví todos esos problemas cuando llegué hace siete años, tenía una carrera profesional que se vio estancada por completo”, cuenta Carolina Hernández, presidenta de Mexicanas en Madrid.  “Homologar mis estudios era muy complicado, me llevó más de dos años, y eso me impedía trabajar en lo que quería. Incluso llegué a pensar que sería más rápido iniciar de nuevo mis estudios”.

Diseñadora gráfica, de 37 años de edad y originaria de Monterrey, Carolina llegó a España en 2011 recién casada con su esposo Raúl, español.  “La mayoría venimos aquí por amor, casadas con españoles, aunque también hay muchas que vienen por estudios. Y todas encontramos problemas similares. Es complicado hacer un círculo social y familiar al margen del que ya tienen nuestros maridos y eso a veces impide que tengamos una vida propia e independiente”.

“Estar integrada es hacer la vida que hacías en México, tanto en lo laboral, como en los estudios o en lo social. Tener tu propia vida, no estar haciendo la vida de tu marido”, dice la presidenta de Mexicanas en Madrid.

La frustración ante el estancamiento profesional y las dificultades para formar un círculo social y familiar propio llevaron a Carolina a formar una red de personas y amistades mexicanas a través de las redes sociales. “Empecé con algo sencillo, organizando un desayuno mensual al que sólo asistimos cuatro mujeres la primera vez.  Con esas cuatro chicas hicimos el grupo Mexicanas en Madrid. Luego, eso fue creciendo, de cuatro pasamos a ocho, luego a diez, y cuando ya éramos habitualmente más de 20, nos constituimos como asociación formal hace seis años”.

Desde su página web y su Facebook (con más de 8 mil seguidores y varias cuentas temáticas asociadas), Mexicanas en Madrid ofrece información de utilidad para trámites legales y consulares, facilitan la promoción negocios de mujeres mexicanas y ofrecen ayuda psicológica gestionada por terapeutas expertas a quienes lo puedan necesitar.

Pero además de ayudar a través de internet o en las redes sociales, también han liderado talleres de integración e iniciativas sobre terreno. En 2015 apoyaron a “Las Patronas” en su visita a España con motivo de su nominación a los Premios Princesa de Asturias y en el verano de 2016 llevaron alimentos y bebida a cientos de mexicanos que quedaron varados en el aeropuerto de Madrid.

Una organización «apolítica» y en expansión

No cobran cuotas ni membresía, se consideran una organización apolítica que se ha expandido a otras regiones de España, existiendo ya también Mexicanas en Asturias, Mexicanas en Navarra, Mexicanas en Canarias y, próximamente Mexicanas en Málaga. Surgidas, todas ellas, a partir de mujeres que viven en esos lugares de España y que pidieron consejo a Carolina para poder desarrollar las mismas iniciativas en sus respectivos lugares.

“No queremos politizar la asociación, lo que queremos es ayudar a crear una comunidad de mujeres informadas, integradas y activas”, detalla la presidenta. Hoy desarrollan muchas actividades, pero mantienen como eje central la tradición de los desayunos, en los que participan entre 80 y 100 personas habitualmente. No siempre las mismas, y no solo mujeres mexicanas. En el último desayuno, celebrado el pasado 14 de febrero en el restaurante Las Mañanitas, encontramos hombres que venían a acompañar a sus parejas, algunas españolas interesadas en la cultura mexicana y muchas mujeres que asistían por primera vez a un desayuno organizado por esta asociación.

Es el caso de Marisol Cervera. Llegó hace 19 años a España para estudiar una maestría por la Universidad Politécnica de Madrid. Después de tanto tiempo en este país, tiene un amplio y consolidado círculo social.  La razón por la que ha venido por primera vez aquí hoy es otra distinta: “Principalmente para conocer paisanas mías. Cuando llevas tanto tiempo lejos de casa buscas también regresar a tus raíces, a tu cultura y tu gastronomía, y la experiencia ha sido muy buena. Extraño mucho México y es bueno que existan estos eventos para sentirte como en casa”, dice Marisol.

Mujer mexicana, mujer emprendedora

En contra de estereotipos y lo que algunos pudieran pensar, en estos desayunos no encontramos un grupo de  amas de casa que se juntan un día entre semana para chismorrear. Todo lo contrario. La mayoría son mujeres emprendedoras que se han conseguido sobreponer a las barreras de la integración y muchas han conseguido abrir sus propios negocios.

 Todas las mujeres que he conocido hoy muestran lo que somos en realidad la mujer mexicana: personas muy luchadoras, emprendedoras, pero también muy familiares”, añade Marisol.

Como muestra, en estos desayunos, cada una de estas mujeres trae una muestra de los productos que comercializan en sus propios negocios o microempresas y que sortean antes de iniciar el desayuno. Sobre la mesa encontramos artículos de bisutería mexicanos que vende una de estas mujeres en su tienda, pan dulce que elabora otra de ellas, tortillas de maíz, cupones de descuentos para la clínica dental que regenta otra de estas mujeres mexicanas o productos de belleza, entre otros.

“Es una forma de dar a conocer sus negocios y productos, y en ocasiones sirve incluso para que alguna de nosotras pueda encontrar trabajo”, cuenta Ángeles Aranda, una de las siete mujeres que, junto a Carolina Hernández, administran Mexicanas en Madrid. Precisamente ella encontró empleo hace unos meses gracias al boca oreja y la red de contactos y amistades que se ha creado en estos desayunos. “Cuando llegas a España el impacto de no tener amistades es muy fuerte, y aquí se crean amistades muy bonitas”, añade.

Alejandra León (dcha.) es una de las psicólogas que atienden a quienes lo necesitan en el grupo «Mexishock».

Ayuda contra la soledad:

En Facebook, Mexicanas en Madrid administra diversos grupos asociados sobre temáticas específicas. Así, encontramos “Mi Jacalito Madrid” (para la renta y alquiler de viviendas en Madrid), “La Chancla Tour” (recomendaciones sobre restaurantes y lugares turísticos), “Tianguis Madrid” (para la compra o venta de productos mexicanos), “El Chal de Mexicanas en Madrid” (temas cotidianos), “SOS Mexicanas en Madrid” (para emergencias o problemas) y, entre otros, uno que hace una importante labor emocional: «Mexishock», donde se ofrece ayuda psicológica a mujeres mexicanas con problemas de adaptación a España.

“Sobre todo para mujeres que están sufriendo el ‘síndrome de la migración’. La migración tiene un tipo de crisis el primer año que es muy recurrente, está muy asociada a la soledad, y de la que poco se habla y que poco se conoce. La idea es apoyar a la gente con sus problemas emocionales y sus preguntas”, nos cuenta Alejandra León, una de las tres psicólogas a cargo del grupo «Mexishock».

“Nosotras atendemos sus consultas y luego hay otras chicas en el grupo que participan y dan sus consejos o recomendaciones en base a las experiencias que han vivido, señala. “Lo más frecuente es la soledad, pero también hay problemas de integración con la pareja, sobre todo si la pareja es española. Además, cuestiones relacionadas con la maternidad. En general, temas de estrés relacionados con las diferencias culturales en España y estos asuntos anteriores”.

Empoderar a las mujeres en México

Después de siete años dando ayuda y facilitando la integración de mexicanas que llegan a España, Mexicanas en Madrid se propone ahora dar un nuevo paso: el de empoderar a sus miembros para que puedan llevar esta labor de integración, emprendimiento y lucha por la igualdad de género en sus comunidades de origen cuando regresen a México.

“Vamos hacia eso, al tema del empoderamiento de las chicas para que ellas a su vez puedan hacer cosas para México. Esa es nuestra visión de lo que debe ser Mexicanas en Madrid, pero todavía tenemos que implementarlo”, concluye su presidenta, Carolina Hernández. Voz, testimonio y rostro de la labor que este grupo de mexicanas hace desde España.

Fotografías: José Carlos Morales (http://www.parrafoed.com)