Los habitantes de la comunidad mexicana de Antúnez, en Michoacán, han empezado a abandonar sus hogares para huir de las continuas balaceras entre grupos criminales antagónicos, y se refugian en albergues habilitados para ellos en el vecino municipio de Parácuaro.

 

ANTÚNEZ, Michoacán.- Ante la amenaza de los constantes enfrentamientos entre grupos criminales violentos en las últimas horas, los pobladores de Antúnez, en Michoacán, han comenzado a abandonar sus hogares para refugiarse en algunos de los albergues que el municipio de Parácuaro ha habilitado para ellos.

Así lo confirmó, vía telefónica, el presidente municipal de Parácuaro, Huriel Bautista Cabrera, quien invita a los habitantes de Antúnez a resguardarse en el Auditorio Municipal y en algunas iglesias que han sido habilitadas para ellos.

Según sus habitantes, la pasada madrugada se desataron continuas balaceras entre grupos contrarios. “Civiles armados incursionaron hacia el cerro de Antúnez, provocando el desplazamiento de familias enteras.  Abandonaron sus hogares y huyeron del riesgo sólo con lo que tenían puesto, y buscan dónde pasar la noche para no ser parte de las bajas o heridos de los enfrentamientos que se registran entre grupos antagónicos del Crimen Organizado”, dice Aparicio Pérez, de 53 años.

Este labriego de rostro cobrizo curtido por el inclemente sol de la tierra caliente, con un sobrero raído, pantalones parchados y una guadaña en la mano, apunta hacia el cerro de Antúnez y dice que ahí es donde está “la putacera” (balacera). Afirma que son “los jalisquillos” (Cártel Jalisco Nueva Generación) y los Viagra.

Recargado sobre una cerca de púas, Aparicio saca de su morral unos cigarrillos “faros” sin filtro. Prende uno, aspira profundamente el humo del tabaco y espeta: “Las familias han huido hacia las iglesias y el salón Ejidal para resguardarse de las balaceras, y ahí pasaron la noche en espera de poder regresar a sus casas, en cuanto las condiciones de seguridad se los permitan”.

Estas tierras están cultivadas de cítricos y frutas, los jornaleros reciben 60 pesos diarios que es el salario mínimo y que con eso hacen malabares para mantener a sus familias que, por lo regular, son numerosas.

«Los miles de habitantes que vivimos en esta región estamos atrapados entre dos miedos: a los mañosos y las autoridades, pues al enfrentarse nosotros los pobladores quedamos en medio», dice Aparicio, con dejo de preocupación.

 

Además de videos donde se pueden escuchar las continuas ráfagas de balas, entre los habitantes de Antúnez ha empezado a circular un mensaje de voz presuntamente del Alcalde de Parácuaro, Huriel Bautista CabreraEscucha aquí: Audio Alcalde Parácuaro.

Pide que se resguarden en el Auditorio Municipal, promete que se les brindara la atención. Añade que se encuentra de viaje hacia la ciudad de México, pero que estará al pendiente de lo que suceda y de manera reiterativa solicita a los vecinos que pasen la noche en el auditorio para su mayor seguridad.

En otro audio que circula en las redes sociales, presuntamente el líder del cártel de Los Viagras, Nicolás “El Gordo” Sierra Santana, asegura que su grupo le está “echando ganas” en los enfrentamientos que desde hace unos días se registran en el municipio contra el grupo de un hombre apodado “El Tucán”.

Asegura que en su bando no se ha perdido gente ni armas y en repetidas ocasiones dice que le están “echando ganas”. Además, mencionó la reciente detención del operador del Cartel Jalisco en Parácuaro “El Many”, quien sería parte del grupo con el que disputa el control de la Plaza de Parácuaro, el cual, dice en el audio, ha tenido graves bajas de hombres. Aseguró que Los Viagras seguirán combatiendo en Antúnez.

Al menos cinco muertos el fin de semana

Cabe destacar que desde el fin de semana pasado se han registrado enfrentamientos entre las células del crimen organizado antagónicas con múltiples bajas, la más reciente dejó cinco muertos el domingo, entre ellos dos infantes de marina, además de balaceras y bloqueos a diario.

En 2014, el Ejército Mexicano se enfrentó a autodefensas, a quienes buscó desarmar en distintos municipios de Tierra Caliente, en Michoacán, entre ellos Múgica (también conocido como Nueva Italia) y también en la comunidad de Antúnez, perteneciente a Parácuaro, donde se reportaron al menos 4 muertos, entre ellos, un niño de 11 años.

La noche del lunes, uniformados de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), iniciaron paulatinamente el desarme de los grupos de autodefensa en la cabecera municipal de Nueva Italia y en la comunidad de Antúnez, tomados por los guardias apenas el fin de semana pasado.

Tanto policías comunitarios, como pobladores encararon a los militares para que se les devolvieran las armas. Apenas un día antes se había firmado un “pacto por Michoacán” en el que el gobierno federal se compromete a recuperar la paz en la entidad.

Parácuaro es conocido mundialmente por ser la tierra donde naciera el día 7 de enero de 1950, el popular y famoso canta autor, Alberto Aguilera Valadez, mejor conocido como “Juan Gabriel”, que hizo una pareja inigualable con la también cantante española Rocío Durcal.