Si algo nos demuestra el estudio de periodos de inestabilidad económica como el crack del 29 o la crisis de los misiles cubanos es que el mercado y la economía no se hunden después de ellos. Al contrario, la tendencia siempre es ascendente. La crisis del Covid-19 ilustran aquella expresión china que equipara crisis con oportunidad.

MADRID, España.- La crisis sanitaria del Covid-19 ha golpeado las economías de muchos países europeos, España entre ellos. La situación no sólo afecta a personas de forma individual, sino también a familias están en situaciones difíciles debido a que el confinamiento en los hogares limita su poder adquisitivo. Muchos pequeños negocios han tenido que echar el cierre y miles de autónomos y han dejado de tener actividad, lo que se traslada en los mercados nacionales e internacionales.

Mercados en tiempos de crisis

Sin embargo, como la de 2008 y otras anteriores han demostrado que existen oportunidades para convertir las situaciones adversas en oportunidades. El primer obstáculo que encuentran muchas personas tiene que ver con la forma en que sobrellevan la situación económica actual. Sin embargo, surgen dudas de lo que pasará con la economía cuando finalice este parón.

No es la primera ocasión en la que una situación de desequilibrio amenaza los mercados. Desde 1925 el mundo se ha enfrentado al menos a diez grandes hitos que han hecho tambalearse a los mercados mundiales: el crack de 1929, la crisis del petróleo o el Brexit son algunos de los más conocidos. Si algo nos demuestra el estudio de estos periodos es que el mercado y la economía no se hunde después de las crisis y que la tendencia se revierte en su vuelta al ascenso. Estas situaciones ilustran aquella expresión china que equipara crisis con oportunidad.

Existen dos posibles vías para aprovechar la situación actual: inversión y ahorro. En cuanto a inversiones, los precios están tocando suelo y es difícil que bajen mucho más. El Ibex 35 ha caído por encima del 34%, lo que se presenta como oportunidad para entrar en el mercado, conseguir mejores beneficios con buenas rentabilidades cuando todos los valores se sigan recuperando.

La inestabilidad del mercado no puede durar para siempre. Quizá dentro de unos meses no estemos en valores iguales a los tiempos anteriores a la crisis del coronavirus, pero los datos pueden acercarse.

En lo referente al ahorro, iniciar una buena estrategia en un momento de crisis proporcionará amplios beneficios en el medio y largo plazo, ya que los mercados tendrán grandes subidas en los próximos seis u ocho meses. Esta opción puede ser más beneficiosa para personas que ya tengan un ahorro previo, del que no dependen para vivir y que puedan utilizar para nuevos proyectos. El ahorro también puede ser una buena opción para estar preparado en caso de una nueva crisis que dañe la economía familiar. Existen multitud de planes de ahorro que pueden ayudar a estar preparado en un nuevo caso que impida el desarrollo convencional del trabajo o que detenga el flujo de ingresos en el hogar. Es fundamental adecuar la estrategia de ahorro a nuestras circunstancias. A la larga esta opción puede suponer una mejor calidad de vida y un mayor poder adquisitivo al margen de las regulaciones del gobierno.

“Ahora es el mejor momento de siembra para épocas de carestía. Tomar una buena decisión es clave para construir un mejor futuro, afirma Sergio Guisado, asesor financiero con experiencia en el sector.

Las personas que invirtieron su dinero en momentos históricos de crisis pudieron obtener beneficios poco después y seguir ganando incluso en las siguientes crisis financieras.

En “La Gran Recesión”, la crisis financiera de 2008, los valores de mercado llegaron a perder un 54% de su valor. Con el tiempo, llegaron a sumar un 96% más, casi duplicando los beneficios de quienes entraron en el mercado en este momento de inestabilidad. Ocurrió de manera similar con el ahorro, las personas que comenzaron planes de ahorro en momentos de crisis se han podido beneficiar de ellos y han podido tener una seguridad económica en los siguientes momentos de incertidumbre.

Para aprovechar estas oportunidades la mejor opción es acudir a una fuente fiable que nos informe. El mercado puede resultar abrumador si no tenemos conocimientos financieros previos, pero existen profesionales, respaldados por empresas, que pueden guiarnos a sacar el mejor rendimiento a nuestras inversiones y a nuestro dinero. La empresa OBV Allfinanz, que tiene sede en Madrid, ofrece diversos servicios.


OVB Allfinanz

Más información:

Javier González Sánchez, asesor
Email: javier.gonzalezsanchez@ovb.es
Teléfono/ Whatsapp: 653 797 131