Lo mejor del dadaísmo y el surrealismo se exhibe desde este martes y hasta el 15 de julio en el Palacio de Gaviria con 180 obras maestras que llegan por primera vez a la capital española cedidas por el Museo de Israel, Jerusalén.

MADRID.-   La exposición Duchamp, Magritte, Dalí: Revolucionarios del Siglo XX reúne desde hoy y hasta el próximo 15 de julio, por primera vez en la capital española, 180 obras de los principales autores del Dadaísmo y el Surrealismo.

Ensayo Surrealista de Salvador Dalí, El Castillo de los Pirineos de Magritte o Rueda de bicicleta de Duchamp son algunas de las obras más destacadas de esta muestra que se exhibe en el Palacio de Gaviria y contiene también piezas de diferente formato realizadas por otros grandes de la época como Max Ernst, Yves Tanguy, Man Ray, Calder, Francis Picabia, Joan Miró y Kurt Schwitters, entre otros.

“Una exposición muy importante, en la que hemos traído a todos los principales artistas del surrealismo y del dadaísmo. Personas que cambiaron el arte en el siglo XX”, señaló Ioane Sinea, directora de Arthemisia.

Pinturas, dibujos, collages, fotografías y esculturas que han sido cedidas por el Museo de Israel, en Jerusalén, y que encuentran en el Palacio de Gaviria una puesta en escena excepcional gracias al arquitecto Óscar Tusquets, quien ha sido el encargado del diseño espacial de esta exposición y ha reconstruido para la ocasión la instalación de 1.200 sacos de carbón creada por Duchamp para la exposición Internacional de Surrealismo en 1938 y la Sala Mae West de Dalí del Museo de Figueras.

“Es una interpretación del original, que tuve el honor de hacer con Dalí en Figueres en el año 1975. Gracias a los avances tecnológicos en esta ocasión hemos podido instalar una cámara de vídeo que permite verte dentro de la sala Mae West e incluso hacerte un ‘selfie’ sentado en los labios de Mae West”, indicó Tusquets durante la presentación de la exposición a la prensa.

«Duchamp, Magritte, Dalí:
Revolucionarios del siglo XX»

Lugar: Palacio de Gaviria, calle del Arenal nº9, Madrid.

Fechas: Del 10 de abril al 15 de julio

Horario:
De domingo a lunes, de 10h a 20h
Viernes y sábado, de 10 a 21h

Precios:
13 euros: Público general.
11 euros: Personas con discapacidad, desempleados, mayores de 65 años, estudiantes menores de 25 años, menores entre 11 a 18 años, titulares del carné joven.
Gratis: Niños menores de 5 años, grupos escolares de primaria, guías oficiales de turismo de Madrid y poseedores de la tarjeta VIP de Arthemisa.

Venta anticipada: www.ticketea.com

La comisaria de arte moderno del Museo de Israel y de esta exposición, Adina Kamien-Kazhdan, destacó que esta exposación busca retrotraer la importancia del “sueño y la realidad” como dos estadios tan contradictorios como íntimamente ligados en el dadaísmo y el surrealismo.

Un concepto que se ve potenciado por el propio entorno de la exposición: el Palacio de Gaviria, que hasta hace pocos años era una discoteca. “Trabajar aquí es un hecho surrealista en sí mismo. Sus salas laberínticas, los marcos dorados y grandes espejos que permiten observar las obras de un modo muy especial”, señaló Kamien-Kazhdan en la presentación ante la prensa.

La exposición está estructurada en cinco grandes secciones. La primera de ellas, “Deseo: la musa y la violencia”, muestra cómo los autores experimentaban con los miedos, las fantasías y las inhibiciones inconscientes. En tanto, “Yuxtaposiciones maravillosas” aborda la utilización de materiales y objetos contrapuestos para crear arte.

La tercera sección, “El automatismo y su evolución”, refleja como el surrealismo exploró los aspectos más oscuros de la mente: los sueños, la enfermedad mental y el inconsciente, mediante la utilización de fuentes de creatividad no empleadas previamente.

La cuarta sala, “Biomorfismo y metamorfosis”, muestra la preferencia surrealista por las formas ambiguas y orgánicas, mientras la quinta y última, “Ilusión y paisaje onírico”, concluye la exposición con la evocación al misterio que las imágenes oníricas en las que el tiempo y el espacio se encuentran distorsionados, sostienen la creencia del dadaísmo y el surrealismo en el poder embriagante y liberador de la imaginación.

“Creo que es un gran acierto de la comisaria no agrupar la exposición por orden cronológico ni por grandes autores, sino por cinco grandes temas entorno a los cuales se desarrollan el dadaísmo y el surrealismo”, indicó Tusquets.

Tras su paso por Bolonia, esta exposición llega a Madrid organizada por la compañía italiana Arthemisia, el Museo de Israel en Jerusalén, el Ayuntamiento de Madrid y la Embajada israelí en España.