El jamón ibérico o serrano es uno de los productos estrella de la gastronomía española y uno de los artículos que más interesa a los turistas mexicanos que visitan España.  Sin embargo, al llegar al aeropuerto en México, muchos hemos visto como el jamón que habíamos comprado en España era confiscado y/o destruido por los funcionarios de aduanas.

Por razones zoosanitarias, y en concreto por la Fiebre Aftosa del ganado, la Secretaría mexicana de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (SAGARPA) y el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (SENASICA) ponen serias restricciones a la entrada de jamón serrano español en México.

De los más de mil productores que existen en España, México solo permite la entrada a poco más de 100. A continuación, te ayudamos a saber cuáles son los que tienen autorizada su entrada al país, para que no te lleves sorpresas ni te quedes con un mal sabor de boca al llegar a México.

El primer requisito indispensable cuando compres jamón serrano con intención de llevarlo a México es que el producto esté envasado al vacío y cuente con las etiquetas de sanidad pertinentes de las autoridades españolas y europeas. Sin embargo, no basta con eso. En cada paquete encontrarás que en la etiqueta donde aparecen los datos de la empresa productora, debajo del nombre, aparece un código como el que te señalamos en rojo en la siguiente fotografía.

 

Una vez identificado ese código o “Clave de Planta”, que es como la matricula o placa de cada una de las plantas productoras de jamón serrano en España, y antes de proceder a la compra del producto, deberás confirmar que es uno de los productores autorizados por SAGARPA y SENASICA. Tienes dos formas de hacerlo:

1.- En la web de SENASICA.- «Sistema de información de consulta de plantas autorizadas»https://sistemasssl.senasica.gob.mx/PlantaAcreditada/
Pulsa en el apartado “Consulta Específica” de esta página web. A continuación, bajo el epígrafe, “Tipo de Planta” te aparecerá  un menú despeglable en el que tendrás que elegir la opción “Cárnico”. Después, te aparecerá el epígrafe “país de origen”. Selecciona “España” y a continuación te aparecerá un tercer desplegable llamado “Clave de la Planta”.

Ahí, por orden numérico de menor a mayor, verás todos los códigos de las plantas que sí tienen autorizada la entrada en México (siempre con el formato de dos dígitos al inicio, seguidos de un punto, otros cinco dígitos a continuación y terminando con la inicial o las iniciales de la provincia española donde se encuentra la planta).

Una vez que encuentres en ese menú desplegable el “código de planta” que buscas, podrás consultar todos los datos referentes al productor (clave, nombre y domicilio de la planta), que deberán coincidir con el que aparece en la etiqueta del producto. Si todo coincide, podrás llevarlo a México y aunque te revisen en la aduana del aeropuerto, no tendrás problema para poder conservarlo y disfrutarlo en casa.

 

Por el contrario, si el «código de planta» del jamón que te dispones a comprar, no aparece en el menú desplegable “clave de planta” (como ocurre en el ejemplo de la foto que te mostrábamos anteriormente), te arriesgarás a que te lo confisquen en la aduana del aeropuerto en México.

2.- Para facilitarte la búsqueda aún más, puedes pulsar AQUÍ (plantas cárnicas España) para descargarte directamente el listado completo de las plantas autorizadas por SENASICA con su correspondiente “Clave de Planta”. Como te mencionábamos en el caso anterior, si la «clave de planta» del jamón serrano que quieres comprar en España no aparece en este listado, los funcionarios de SAGARPA y SENASICA te los podrían confiscar si revisan tu equipaje al llegar al aeropuerto.

Ya sabes, si no quieres quedarte con un mal sabor de boca y deseas evitar disgustos en la aduana, no te arriesgues. Sigue las instrucciones y disfruta en casa de un buen jamón serrano con tus familiares y amigos.