Si añoras México, quizá lo que tienes es el síndrome de El Jamaicón.

Cuenta la leyenda que muchos mexicanos volvieron a su país después de comprobar que en España la gente habla “como si te estuviera regañando”, “que no dan probaditas de nada en los supermercados” y que “no es fácil encontrar productos mexicanos originales”.

Quizás poco lo sepan, pero a Hugo Sánchez le gritaban “indio” y ya sabemos que ése era uno de los mayores insultos que le podías hacer a un mexicano, antes de utilizar groserías. Pero este gran jugador no sólo no se volvió a México, sino que se convirtió en uno de los mejores jugadores del mundo y facturó algunos de los goles más hermosos que se hayan visto en la historia del fútbol mundial.

Sin embargo, antes de “Hugol” otros jugadores cruzaron el Atlántico para jugar en diversas ligas europeas, aunque ninguno consiguió un éxito tan resonante y sí en cambio hubo uno que incluso se hizo famoso por su rápido regreso.

José Villegas Tavares, popularmente como El Jamaicón, fue un jugador de fútbol de las Chivas de Guadalajara que llegó a ganar más de 20 títulos en la primera división y en campeonatos regionales e internacionales.

Su calidad era reconocida en todo el mundo, ya que fue uno de los pocos que podía detener a la leyenda brasileña Garrincha en sus mejores momentos.  Sin embargo, cuando viajaba fuera del país, Villegas se transformaba y dejaba de ser ese gran jugador que propios y extraños reconocían.

Un par de anécdotas pueden ilustrar las razones que afectaban el desempeño de “El Jamaicón” y que dieron origen al síndrome que lleva su nombre.

En una cena ofrecida al equipo mexicano antes del mundial de Suecia 1958, Villegas desapareció y su entrenador fue a buscarlo.  Cuando lo encontró deambulando por los jardines del hotel se dio la siguiente escena: “¿José ya cenaste? ¿Qué haces aquí afuera?”. El Jamaicón respondió: “¿Cómo voy a cenar si tienen preparada una cena de rotos? Yo lo que quiero son mis chalupas, unos buenos sopes y no esas porquerías que ni de México son”.

En la preparación del mundial de Chile 1962, se confiaba en que El Jamaicón sería el baluarte de la defensa de la selección mexicana, pero en un partido de una gira europea contra Inglaterra terminó con una goleada de ocho goles.  Al ser entrevistado, Villegas dijo que extrañaba a su mamacita, que llevaba días sin tomarse una birria (plato típico de carne en caldo) y que la vida no era vida si no estaba en su tierra».

Mucho ha pasado desde entonces y hay muchos mexicanos jugando en diferentes ligas europeas, y se pueden encontrar ingredientes para hacer platos mexicanos con un sabor casi igual que el que se encuentra en nuestro país.

Si bien la colonia mexicana en España nunca ha sido de las más numerosas entre las que conforman todos los inmigrantes que residen en este país europeo, ya se pueden contar varios ejemplos de mexicanos exitosos en la “madre patria” que se han adaptado al país a la perfección, pero sin perder su esencia mexicana.

Así que si comienzas a sentir que te atrapa el Síndrome de El Jamaicón, lo único que tienes que hacer es ir a varios supermercados o ir a tiendas con productos latinos para conseguir una gran variedad de ingredientes para prepararte unos ricos tacos y conectarte a internet para que te comuniques con tu “mamacita”, si tienes la gran dicha de contar con ella.

España mantiene una gran admiración hacia México y los mexicanos, y eso ha sido una gran ventaja para las generaciones que poco a poco han ido sentando sus reales en la madre patria y quizás por eso se extraña menos a nuestro lindo y querido país.