La policía española detuvo en el aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid-Barajas al presunto integrante de ETA Luis Miguel Ipiña Doña, alias ‘Tontxu’, cuando intentaba ingresar en España con un pasaporte de México, país en el que reside desde 1980. La justicia española, que lo reclama por supuestas acciones terroristas, atentados con víctimas mortales y colocación de explosivos con numerosos heridos, lo ha puesto en libertad con cargos y bajo medidas cautelares horas después.

 

MADRID, España.- Agentes de la Policía Nacional española en colaboración con Interpol detuvieron a las 8:00 horas de este miércoles en el aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid-Barajas a un presunto integrante de la organización terrorista ETA cuando descendía de un avión procedente de Bogotá, Colombia.

El arrestado, identificado como Luis Miguel Ipiña Doña, pretendía entrar en España empleando un pasaporte de México, país donde residía desde 1980 y en el que se nacionalizó en 1987, según informó el Ministerio del Interior en un comunicado. La Justicia española, en concreto el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, emitió en su contra en 2015 una Orden Europea de Detención y Entrega.

El arrestado, conocido en la organización separatista vasca como «Torero» o «Tontxu», es presunto responsable de importantes acciones terroristas, atentados con víctimas mortales y colocación de explosivos antes de su huida a México en 1980. Según medios españoles, en concreto se le acusa de su supuesta participación en el asesinato de dos coroneles del Ejército y de colocar varios coches bombas.

Horas después de su detención en Madrid, Ipiña Doña ha sido puesto en libertad provisional con cargos y medidas cautelares por un juez de guardia de la Audiencia Nacional, según informaron a Espacio Méx fuentes cercanas a la investigación.

El detenido, nacido en San Sebastián hace 67 años, ya había sido arrestado y encarcelado en México en mayo de 2011 por la Subprocuraduría de investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) acusado de estar en posesión de un arma de fuego de uso exclusivo del Ejército. Sin embargo, fue puesto en libertad en octubre de 2012 después de que la Justicia mexicana decretara nulo el cateo de su domicilio donde fueron halladas las armas, ya que no estuvo presente en el registro.

 

En marzo de 2017, el Gobierno español concedió la Cruz de Plata al Mérito Policial al director general Centro de Investigación y Seguridad Nacional (CISEN) de México, Eugenio Ímaz Gispert. Una condecoración concedida al CISEN, en palabras del entonces ministro del Interior español, Juan Ignacio Zoido, por ser «el servicio de inteligencia extranjero que más estrechamente ha colaborado con la Policía Nacional en la lucha contra el terrorismo de ETA».  Una colaboración que ha permitido detener a más de 40 presuntos etarras en los últimos 20 años.

La condecoración se entregó poco después de la detención en León, Guanajuato, del presunto integrante de ETA Ángel María Tellería Uriarte, alias ‘Antxoka’, huido a México en los 80 y perseguido por la justicia española por participar en un ataque que acabó con la vida de la inspectora de policía María Josefa García en la ciudad de Zarauz.